Público
Público

Zapatero: "Aznar cada vez que sale arrea que no veas"

El presidente asegura que el PSOE tiene tiempo para recortar las diferencias con el PP y augura que "2012 tendrá otra cara" con datos alentadores para la economía

PÚBLICO.ES

Zapatero no tira la toalla. A pesar de las encuestas que dan al PP una amplia victoria sobre el PSOE en las próximas elecciones, el presidente del Gobierno cree que los socialistas "tienen margen para recortas las diferencias". El jefe del Ejecutivo ha reconocido durante una entrevista en Veo7 que es "normal y lógico" que la situación de crisis y que la tasa de paro pase factura y que las críticas se centren en el Gobierno. Sin embargo, el presidente tiene una fórmula: presentar un proyecto político "más moderno, más avanzado y tan capaz como el del Partido Popular".

Para Zapatero, que no ha dicho nada sobre si será o no el candidato de los socialistas, el resultado de los comicios pasará por la evolución de la economía y la presentación de un buen proyecto de futuro, al que el PSOE parece agarrarse bajo las premisas de reformas y políticas sociales.

Zapatero aconseja a Rajoy “remangarse” para plantear alternativas  

Sobre las posibilidades de sus rivales, Zapatero ve en el líder de la oposición, Mariano Rajoy, "falta de determinación" y que a pesar de sus desencuentros públicos mantienen un contacto continuo,"más del que pueda parecer". También ha dicho que la constante del presidente de los conservadores es: "Cuando llega la hora de la verdad, irse al burladero". Por eso, le aconsejó “remangarse” para plantear alternativas porque, según dijo, la actual "es la legislatura que tiene" para poder llegar alguna vez a la Moncloa.

Además, ha vuelto a achacar la falta de propuestas de los conservadores y su crítica constante aunque ha dado las gracias que las intervenciones de los dirigentes del PP no sean como las que hace el ex presidente del Gobierno Jose María Aznar, con el que no tuvo que enfrentarse en unas elecciones, y del que ha dicho que "cada vez que sale, arrea que no veas".

El presidente aseguró que ejercerá su "responsabilidad" como gobernante "hasta el final y cueste lo que me cueste". Y en cuanto al protagonismo público asumido por Alfredo Pérez Rubalcaba, lo circunscribió a su condición de vicepresidente primero y señaló que siempre ha "pretendido que los vicepresidentes tengan un papel muy destacado", con recuerdo expreso de María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes.

"Vamos a empezar a tener datos alentadores a final de año"

Durante el encuentro en Veo7 con Casimiro García Abadillo, subdirector de El Mundo, el presidente ha hablado largo y tendido sobre la economía española y se ha mostrado confiado en que "vamos a empezar a tener datos alentadores a final de año. 2012 tendrá otra cara". Aún así, precisó que se tardarán unos dos o tres años en recuperar la mejor tasa de paro que ha tenido durante su Gobierno, que fue la de 2007, en la que el desempleo se situó en el 8% y que las reformas puestas en marcha también necesitan tiempo para que empiecen a funcionar.

Sobre la situación actual, ha calificado los datos sobre el desempleo como "un drama" y ha reconocido que uno de los "momentos de más angustia" que ha vivido al frente del Ejecutivo fue cuando conoció los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2009, que se saldó con 700.000 parados más. Zapatero, asimismo, recordó que ahora es el momento con el mayor número de parados con prestación por desempleo, mientras ha apostado por la moderación salarial y por vincular los salarios a la productividad.

Zapatero ha adelantado que la caída del PIB, prevista en un -0,3%, fue mejor de lo previsto inicialmente por el Ejecutivo y que finalmente se ha situado en torno al 0,1% y 0,2%. Asimismo, ha señalado que en el último trimestre de 2010 la economía española volvió a registrar un crecimiento positivo y que el el objetivo de reducir el déficit al 9,3% se va a cumplir "con cierta comodidad".

"Queremos exigir al sistema financiero que tenga una mayor capitalización"

El presidente reveló que, minutos antes de la entrevista, había tenido una conversación telefónica con Artur Mas para acordar la fecha de su primera entrevista desde que el líder de CiU fue elegido presidente de la Generalitat de Catalunya. Adelantó que, al igual que han tenido que hacer otras comunidades autónomas, Catalunya tendrá que presentar un severo plan de ajuste si quiere obtener la autorización del Gobierno para poder endeudarse emitiendo bonos.

Sobre la reforma de las pensiones, ha insistido una vez más en que la edad de jubilación se retrasará hasta los 67 años, pero se ha mostrado partidario de introducir elementos de "flexibilidad" en función de los años que se hayan trabajado. En este sentido, ha indicado que la propuesta del Gobierno es que los trabajadores que hayan trabajado "en torno o cerca de 40 años" puedan jubilarse a los 65.

Por otro lado,  en cuanto a la reestructuración del sistema financiero, Zapatero ha abundado en lo anunciado por la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y ha explicado que "queremos exigir al sistema financiero que tenga una mayor capitalización, que tengan un capital de calidad en un porcentaje superior al que se estableció en los 'stress test'", ha justificado el jefe del Ejecutivo, quien ha especificado que se refería a elevar el porcentaje del 6% a "en torno al 8%".

Zapatero defendió durante la entrevista que ya se puede proclamar sin duda alguna que la democracia “ha ganado” al terrorismo, aunque “no diría que ETA tiene la voluntad de dejar las armas”, sino que sufre las consecuencias de –además del acoso policial– la pérdida de apoyo social que le supuso el proceso de paz de 2006 y su ruptura unilateral.

A su juicio, que la izquierda abertzale condene el terrorismo sería “un paso importante”, pero, para que pueda presentarse a las elecciones de mayo, “la última palabra está en manos de los tribunales”.

Más noticias de Política y Sociedad