Público
Público

Lava Jato ​Arrestado el expresidente brasileño Michel Temer por desviar casi 500 millones de dólares durante 40 años

Es el segundo jefe de Estado en ser detenido en Brasil por estar vinculado al caso 'Java Jato'. Lula da Silva cumple desde el año pasado dos condenadas de 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 6

El expresidente de Brasil, Michel Temer, en una imagen de archivo. (JOÉDSON ALVES | EFE)

La Policía Federal brasileña ha arrestado este jueves al expresidente Michel Temer en un caso vinculado a la Lava Jato, la mayor operación anticorrupción en la historia de Brasil y que destapó un gigantesco escándalo de desvíos de la petrolera estatal Petrobras. Temer es considerado el líder del grupo, que desvió en cuarenta años cerca de 500 millones de dólares durante 40 años.

"Desvía recursos púbicos de entidades en las que el expresidente ha tenido influencia por los cargos que ha ejercido", ha explicado Fabiana Schneider, una de las fiscales responsables por la investigación, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

La fiscal explicó que la organización nació en 1980 cuando Temer inició su carrera política como secretario de Seguridad Pública del estado de Sao Paulo y conoció al coronel de la Policía Militar Joao Baptista Lima Filho, su amigo desde entonces, quien ha actuado como "su operador financiero en los desvíos" e igualmente preso hoy.

La Fiscalía había llegado a solicitar dos veces ante la Corte Suprema la apertura de juicios por corrupción contra Temer, pero el Congreso se negó a autorizar los procedimientos. Por lo que todas las causas en su contra dependían de la pérdida del fuero privilegiado con el fin de su mandato.

Pruebas sufucientes

De acuerdo con la fiscal, recientemente se identificó un intento de depósito de 20 millones de reales (unos 5,3 millones de dólares) en efectivo en esta empresa, que el banco no admitió y que demuestra que la "organización criminal continúa actuando hasta hoy".

Según el fiscal Rodrigo Timoteo, otro de los miembros del equipo investigador, también se recogieron pruebas para dejar suficientemente demostrado que el dinero recibido ilegalmente fue lavado en beneficio de Michel Temer y de su familia.

"Las pruebas son muy contundentes"

"Todo está muy bien comprobado con los correos electrónicos descubiertos. La investigación fue muy bien conducida y las pruebas son muy contundentes", aseguró el jefe del equipo de investigadores, quien ha afirmado que existen distintos documentos y correos electrónicos que le delatam.

Temer se ha convertido en el segundo jefe de Estado en ser detenido en Brasil por casos vinculados al Java Jato ya que Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) cumple desde abril del año pasado dos condenadas de 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero.

La detención fue ordenada en el marco de una investigación abierta para verificar supuestas irregularidades en contratos firmados por empresas ya condenadas por la Lava Jato y Eletronuclear, la estatal que opera las plantas nucleares del país.

Sobornos para los dirigentes del partido de Temer

Según la denuncia, las empresas que se adjudicaron los contratos con Eletronuclear pagaron sobornos para favorecer a los dirigentes del partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB), la formación liderada por Temer y cuyos dirigentes controlaron durante muchos años todas las empresas públicas del sector eléctrico del país. Esos contratos sospechosos fueron firmados en 2016 cuando Temer ya presidía Brasil.

La denuncia la interpuso el propietario de la empresa Engevix, José Antunes Sobrinho, que aceptó colaborar con la Justicia y delatar a sus cómplices en diferentes operaciones corruptas a cambio de la reducción de sus condenas. El empresario aseguró que pagó sobornos a petición del coronel de la reserva Joao Baptista Filma Filho, un amigo muy cercano de Temer y cuya prisión también fue ordenada, para adjudicarse uno de los contratos en la construcción de la central nuclear Angra 3.

De acuerdo con Antunes Sobrinho, el pago de las comisiones ilegales para favorecer al MDB era de conocimiento tanto de Temer como de Moreira Franco, que fue secretario general de la Presidencia y secretario de Aviación Civil en el Gobierno de Temer, así como secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia en el Gobierno de Rousseff.

El expresidente responde actualmente a diez procesos, cinco de los cuales estaban en manos de la Corte Suprema por el fuero privilegiado, pero que han emprezado a ser investigados. Las otros cinco investigaciones fueron abiertas en enero de este año, cuando Temer ya no contaba con el fuero privilegiado, por orden del magistrado Luis Roberto Barroso.