Público
Público

Detenido el presunto autor de la muerte de un imán y de su ayudante
a los que tirotearon en Nueva York

La principal organización islámica de EEUU ofreció una recompensa de 10.000 dólares por información acerca del asesino, de quien la Policía había publicado un retrato robot.

La escena del crimen donde un iman y su ayudante fueron tiroteados acordonada por los policías. REUTERS/Stephanie Keith

PÚBLICO/AGENCIAS

NUEVA YORK.- La Policía de Nueva York detuvo en la noche del domingo al presunto autor del asesinato de un imán y de su asistente el pasado sábado cerca de una mezquita en el condado de Quees, según ha publicado la prensa local.

Una cámara de seguridad recogió el momento exacto en que el imán Maulama Akonjee, de 55 años, y su ayudante Thara Uddin, de 64 años, fueron asesinados a tiros por un desconocido el pasado domingo cerca de su mezquita en el barrio neoyorquino de Queens, al poco de terminar sus oraciones vespertinas. Los hechos ocurrieron en la tarde del sábado, cerca de la mezquita Al Furqan Jame Masjid, en el barrio Ozone Park.

En el vídeo se puede ver caminando a dos hombres vestidos con ropa tradicional musulmana a los que se acerca por detrás un hombre alto y delgado. El sospechoso, con barba, pelo corto y gafas, ralentiza el paso cuando se acerca a los dos hombres, apuntándoles con el revólver. A continuación, se oyen los disparos y el sospechoso huye, metiéndose en un coche que le esperaba.

Según nuevas imágenes captadas por las cámaras de seguridad, tras el tiroteo el hombre se subió a un todoterreno de marca Chevrolet y durante la huida chocó contra un ciclista, quien habría apuntado el número de matrícula antes de denunciar el incidente a la policía.

Con los datos del vehículo, agentes de la Unidad de Fugitivos de la Policía de Nueva York rastrearon al propietario hasta localizarlo en otra zona del condado de Brooklyn, según fuentes policiales citadas por el periódico New York Post.

Todavía no se han determinado los motivos del asesinato, sin embargo el caso ya ha desatado airadas protestas de la comunidad musulmana. "Esto es un caso de crimen de odio en toda regla. Mi suegro era un imán respetado y que vestía con sus trajes tradicionales todo el tiempo", afirmó Momin Ahmed, que se identificó con un yerno de la víctima, al periódico New York Post.

"Estamos totalmente devastados y necesitamos llegar hasta el fondo de lo ocurrido para saber realmente si lo han hecho sólo por nuestra religión", dijo, por su parte, Kobir Chowdhury, líder de otra mezquita cercana.

La muerte del imán en Queens ha sido condenada por orgnizaciones como el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), que es el mayor organismo del país en defensa de los derechos civiles de la comunidad musulmana, que pidió en un comunicado que el responsable de este "crimen sin sentido" sea detenido "lo antes posible y que le caiga todo el peso de la ley".

Antes de que el presunto homicida fuese detenido, el CAIR anunció que ofrecería una recompensa de 10.000 dólares (algo menos de 9.000 euros) a quien entregase información que llevase a la detención del asesino del imán.

Un pasquín con el retrato robot del presunto asesino de un iman en Nueva York aparece en un cartel cerque de la mezquita de Al-Furqan Jame. REUTERS/Chris Prentice

Un pasquín con el retrato robot del presunto asesino de un iman en Nueva York aparece en un cartel cerque de la mezquita de Al-Furqan Jame. REUTERS/Chris Prentice

Según fuentes de la investigación citadas por el Daily News, el tiroteo del sábado pudo ser en respuesta a un incidente que habría tenido lugar unas semanas antes, cuando un grupo de musulmanes habría atacado a otro hispano en el barrio.

Akonjee, casado y padre de tres hijos, era un líder religioso originario de Bangladesh que llegó a Nueva York hace cuatro años y que, según sus allegados, se había ganado el respeto de la comunidad y no tenía problemas con nadie.

"Mi padre solo quería paz. Espero que quien quiera que haya hecho esto se presente voluntariamente ante la Justicia. Es lo único que queremos, que se haga justicia y saber por qué mató a mi padre", dijo al New York Post uno de los hijos del imán, Niam Akonjee.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, expresó este domingo sus condolencias a las familias de las víctimas, así como su solidaridad con la comunidad musulmana porque, según dijo, están "constantemente en el punto de mira del fanatismo".

"Sigue siendo crítico que trabajemos para acabar con las barreras que amenazan con minar la grandeza de nuestra ciudad y nuestra nación. Mientras tanto, nuestro departamento de policía llevará el asesinato ante la Justicia", añadió De Blasio.




Más noticias de Internacional