Público
Público

Australia detiene a Djokovic tras cancelar por segunda vez su visado

El domingo se resolverá definitivamente el caso tras una vista en el Tribunal Federal del país: o es deportado o juega el Abierto de Australia.

15/01/2021 Novak Djokovic, en el coche que le lleva al hotel donde permanecerá retenido tras la segunda retirada de su visado en Australia
Novak Djokovic, en el coche que le lleva al hotel donde permanecerá retenido tras la segunda retirada de su visado en Australia.- Loren Elliott / Reuters

Novak Djokovic ha sido detenido en Australia tras haber sido entrevistado por los agentes de Inmigración. Después de reunirse con los abogados que le representan, el tenista fue transferido al hotel que sirve como centro de detención de migrantes en Melbourne. 

"La Fuerza Australiana de Fronteras puede confirmar que el señor Djokovic fue detenido tras la cancelación de su visado", confirmó en un correo electrónico enviado a la Agencia Efe un oficial, al precisar que las condiciones de su reclusión responden a las órdenes judiciales emitidas este viernes por la noche.

La batalla legal en Australia por la deportación del serbio ha sido elevada al Tribunal Federal australiano, una instancia superior, después de que el ministro de Inmigración del país, Alex Hawke, decidiera cancelarle por segunda vez el visado.

En una vista preliminar a cargo del juez David O'Callaghan, del Tribunal Federal de Australia, que comenzó de forma virtual a las 10:15 hora local (23:15 GMT de este viernes), se confirmó el traspaso del caso, aunque queda aún por determinar si el recurso presentado por los abogados del tenista será abordado por el pleno de los magistrados.

Se desconoce si el tenista serbio de 34 años estuvo presente en la vista preliminar, aunque sí se sabe que se reunió por la mañana con agentes de inmigración en la ciudad de Melbourne, quienes lo iban a detener formalmente.

Según una orden judicial emitida el viernes por la noche tras una vista de emergencia en el Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, Djokovic tiene autorización para reunirse con sus abogados entre las 10 y las 14 horas de este sábado (23:00 gmt del viernes hasta las 03:00 gmt del sábado) bajo la vigilancia de dos agentes de inmigración.

Después de ello, Djokovic debe ser detenido hasta las vista de este domingo, aunque el jugador no puede ser deportado del país hasta se revise la impugnación a la decisión del ministro Hawke.

Djokovic tenía permiso para reunirse con sus letrados para tratar los argumentos con los que buscan apelar la decisión tomada por el ministro de Inmigración australiano, Alex Hawke, que decidió revocar el permiso de entrada de Djokovic. De momento, no han trascendido las conversaciones entre el balcánico y sus representantes legales que se prolongaron varias horas.

Alrededor de las 14:45 hora local (03:45 GMT de la madrugada del sábado), dos vehículos salieron de la oficina de los abogados. En uno de ellos viajaba un hombre vestido con ropa verde y que se tapaba la cara y orejas con una gorra ante la presencia de los medios. Menos de una hora después, los medios locales captaron la entrada de Djokovic al hotel utilizado por Inmigración.

Se espera que este caso que fue transferido al Tribunal Federal, una instancia superior, comience y concluya el domingo, un día antes del inicio del Abierto de Australia, que se disputará entre el 17 y el 30 de enero en la ciudad de Melbourne. "El señor Djokovic podría tener que jugar el lunes o el martes. En esas circunstancias, estamos muy preocupados por el tiempo", dijo Nicholas Wood, abogado de Djokovic, durante la vista de este viernes.

La detención se produce después de que las autoridades del país le cancelaran por segunda vez su visado por razones sanitarias y del orden público. El ministro de Inmigración, Alex Hawke, tomó la decisión con la intención de expulsarlo del país, lo que también podría implicar la prohibición de volver durante tres años a Australia.

En un documento de 258 páginas presentado ante el tribunal, Hawke denunció que la presencia de Djokovic puede "conducir a un aumento del sentimiento antivacunas en la comunidad", lo que podría derivar en disturbios, como los registrados previamente en Melbourne. Por este motivo, el Gobierno australiano, que ha aplicado una de las políticas más duras del mundo contra la covid-19, decidió cancelar  el visado del tenista. El país afronta en la actualidad un repunte de casos por la irrupción de la variante ómicron.

La decisión de Hawke

"Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Sr. Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público", señaló el ministro en un comunicado. Ha remarcado que sopesó "cuidadosamente" la información proporcionada por las partes, según recoge EFE.

El tribunal encontró errores e inconsistencias en la declaración que hizo Djokovic para entrar a Australia

El Gobierno australiano señaló errores e inconsistencias en la declaración del serbio para entrar al país. Djokovic mintió en el formulario de entrada a Australia, ya que en un primer momento declaró que no había visitado ningún otro país en los 14 días anteriores a su viaje, según publica la Cadena Ser.

Poco después, se descubrió que el tenista había estado en Marbella y el serbio cambió su declaración reconociendo que había partido desde España, vía Dubai, en su viaje a Australia.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, hizo hincapié en los "sacrificios" realizados por sus ciudadanos durante la pandemia para justificar la decisión de deportar al tenista.

"Las sólidas políticas de protección fronteriza han mantenido a los australianos a salvo", señaló el primer ministro

"Los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia, y esperan con razón que el resultado de esos sacrificios sea protegido", dijo Morrison en un comunicado, en el que subrayó que las "sólidas políticas de protección fronteriza han mantenido a los australianos a salvo, antes de la covid y actualmente durante la pandemia".

Los motivos de la expulsión de Djokovic del país se deben a las incongruencias en su declaración aduanera con respecto al cumplimiento del protocolo sanitario y su postura frente a la pandemia. Además de no estar vacunado contra la covid, requisito para entrar en Australia, concedió una entrevista a un medio francés en Serbia sabiendo que era positivo.

Cronología del caso

Djokovic entró en el sorteo del Abierto de Australia, que arranca el lunes, a pesar de las dudas sobre su estadía en el país. Estaba previsto que jugase su primer partido contra su compatriota Miomir Kecmanovic, pero la batalla judicial que parece iniciarse pone en duda su participación.

La cronología de este caso comenzó el pasado 5 de enero con el viaje del serbio a Melbourne con una exención médica por no estar vacunado para jugar el Open de Australia. A su llegada al país, las autoridades aduaneras le negaron el visado y le detuvieron hasta que un fallo judicial dio la razón al tenista. La última decisión tomada por el ministro de Inmigración ha revocado su visado y por tanto, debe ser deportado. Pero todo parece indicar que el caso no está cerrado, ya que el serbio presentará batalla en los tribunales.

Mientras tanto, Australia lucha contra un repunte de casos con más de 2.000 contagios diarios en diciembre, en pleno año electoral. Además, se enfrenta a la escasez de recursos médicos debido a los contagios de los trabajadores esenciales. 

Más noticias de Internacional