Público
Público

Berlusconi, entre la impunidad y la Justicia

El constitucional decide hoy si dar por buena la ley que le permite ausentarse de los juicios pendientes sólo por ser primer ministro

DANIEL DEL PINO

La Corte Constitucional italiana decide desde las 9.30 horas si seguir dando impunidad o no al primer ministro Silvio Berlusconi. Los 15 magistrados que forman el tribunal deben pronunciarse durante el día de hoy sobre la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la ley denominada como legítimo impedimento.

Se trata de una norma creada de manera expresa para impedir que Berlusconi asista a los tres procesos judiciales que hay abiertos contra él por el simple hecho de ser primer ministro. La ley fue aprobada de manera provisional con una vigencia de 18 meses, mientras el Gobierno revisaba el Lodo Alfano, la reforma de la Justicia que fue declarada inconstitucional el año pasado.

La decisión es muy importante, casi vital, para la pervivencia del Gobierno Berlusconi ya que en caso de que el escudo sea visto como inconstitucional, Il Cavaliere tendrá que hacer frente de manera inmediata a dos juicios que están aplazados: el del caso Mills, el abogado británico que admitió ante los jueces haber recibido dinero de Berlusconi a cambio de mentir en dos juicios anteriores contra él; y el del caso Mediaset, en el que Berlusconi está acusado de fraude fiscal y blanqueo de dinero en la adquisición de derechos televisivos.

Con su Gobierno en minoría desde el pasado verano tras la salida de Gianfranco Fini y otros 36 diputados, que posteriormente formaron su propio partido en contra de Berlusconi (Fli), a Il Cavaliere se le acaban las balas para no tener que convocar elecciones anticipadas.

Una de las razones principales por las que Berlusconi no lo había hecho ya, era precisamente porque al disolver el Gobierno estaría totalmente expuesto a la Justicia. El primer ministro, de manera clara, estaba alargando su agonía porque los dos casos anteriormente expuestos prescriben en octubre de este año.

Dentro de las decisiones que pueden tomar los jueces hoy hay tres variantes. La primera e improbable es que acepten que el legítimo impedimento es totalmente constitucional, por lo que Berlusconi seguiría siendo impune. La segunda es que lo tumben y en este caso tendría que ir a juicio dejando al Gobierno en numerosas ocasiones sin el primer ministro.

La tercera y que según los medios ha cobrado más fuerza en las últimas horas es que hagan una aprobación parcial. Esto obligaría al Ejecutivo a modificar los aspectos de la ley que juzguen inoportunos y daría también un poco de aire fresco a Berlusconi.

No obstante, ayer, durante una audiencia pública, los magistrados aceptaron una propuesta de Italia de los Valores, el partido del juez Antonio di Pietro, que forma parte de la oposición a Il Cavaliere. La Corte aceptó que si la ley se considera constitucional se lleve adelante un referéndum entre mayo y junio para que sean los ciudadanos los que decidan si aceptar o no la ley.

Más noticias de Internacional