Público
Público

Biden afirma que la misión de EEUU en Afganistán nunca fue crear democracia

El presidente estadounidense comparece en la Casa Blanca tras la grave situación desatada en el país asiático. "Las tropas de EEUU no iban a librar una guerra que las propias fuerzas afganas no estaban dispuestas a luchar", subrayó. 

El presidente de EEUU, Joe Biden, durante  su discurso a la nación por la situación en Afganistán. REUTERS/Leah Millis
El presidente de EEUU, Joe Biden, durante su discurso a la nación por la situación en Afganistán. Leah Millis / REUTERS

El presidente de EEUU, Joe Biden, ha reivindicado las decisiones adoptadas en torno a la salida de las tropas americanas de Afganistán, un país que hoy vuelve a estar en manos de los talibanes. "Después de 20 años lo he aprendido por las malas: nunca es un momento adecuado para sacar a las fuerzas estadounidenses", afirmó.

Biden se ha visto obligado a interrumpir sus vacaciones de verano tras la crisis abierta en Afganistán, un país que vuelve a estar en manos de los talibanes. En su comparecencia pública afirmó que la misión de EEUU en Afganistán nunca fue crear "una democracia unificada y centralizada", sino "evitar los ataques terroristas" contra suelo estadounidense.

"Se supone que nuestra misión en Afganistán nunca fue construir una nación", dijo Biden en un discurso al país, tras las escenas de caos vividas en las últimas horas en el aeropuerto de Kabul, después de que la capital afgana cayera el domingo en manos de los talibanes.

El presidente estadounidense remarcó que tras su llegada a la Casa Blanca se vio obligado a decidir "si seguía con el acuerdo de Trump o me preparaba a volver a luchar contra los talibanes". "Respaldo por completo mi decisión", afirmó.

Sostuvo además que "los líderes políticos de Afganistán se han rendido y han huido y las fuerzas militares han colapsado". "El desarrollo de lo ocurrido la última semana refuerza que teníamos que estar en Afganistán ahora", remarcó.

Otros 1.000 soldados

Del mismo modo, Biden aseguró que EEUU actuará con "fuerza devastadora" si los talibanes atacan a personal estadounidense o sabotean la evacuación de Afganistán. Este mismo lunes, el portavoz del Pentágono, John Kirby, anunció que el presidente ha autorizado el envío de otros 1.000 soldados a Afganistán, con lo que el número de militares estadounidenses en el país asiático ascenderá a 7.000.

Los 1.000 soldados adicionales pertenecen a la 82 División Aerotransportada y se trasladarán desde Kuwait a Afganistán. Kirby señaló que las fuerzas de EEUU desplegadas en Kabul trabajan en "restablecer la seguridad" ante las "brechas" en la parte civil del aeropuerto de la capital. Según el Pentágono, actualmente hay 2.500 uniformados estadounidenses en ese aeropuerto y otros 500 llegarán en las próximas horas.

"Anticipamos que en las próximas horas seremos capaces de restablecer las operaciones aéreas en el aeropuerto", auguró Kirby, en sus declaraciones a los periodistas. El portavoz apuntó que las autoridades estadounidenses no desean que nadie más resulte herido ante las imágenes del caos desatado en el aeropuerto con cientos de personas tratando de huir de Afganistán intentando encaramarse a un avión que estaba despegando.

Asimismo, Kirby confirmó que hubo dos incidentes en el aeropuerto en los que las fuerzas de EEUU tuvieron que abrir fuego ante "amenazas hostiles" y causaron la muerte de dos asaltantes. Agregó que hay informaciones preliminares de que un soldado de EEUU podría haber resultado herido en medio del caos en la base aérea, pero que todavía no está confirmado.

Reunión con líderes talibanes

Ante el deterioro de la situación en Afganistán el jefe del Comando Central de las Fuerzas Armadas de EE.UU. (CENTCOM), Kenneth McKenzie, se reunió este lunes con líderes talibanes en Doha (Catar) para hablar de la situación en el país centroasiático.

El medio Politico remarcó que durante sus conversaciones analizaron las operaciones en el país y cómo rebajar la situación de conflicto. A este respecto, Kirby explicó que el general "fue muy claro y firme" en sus conversaciones con los dirigentes talibanes, a los que advirtió de que cualquier ataque contra estadounidenses "será confrontado con una respuesta muy rápida y con fuerza".

Más noticias de Internacional