Público
Público

Bolivia nacionaliza la mina Colquiri

El vicepresidente Álvaro García Linera promulga un decreto con el que el yacimiento de estaño y zinc pasará a manos estatales y de cooperativas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras en España los mineros cumplen hoy 25 días de huelga contra la retirada de las ayudas públicas, que supondrá la desaparición del sector y la pérdida de decenas de miles de puestos de trabajo, en Bolivia el gobierno de Evo Morales lleva a cabo la política contraria. El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, promulgó ayer el Decreto Supremo de nacionalización de la mina Colquiri, filial de la multinacional suiza Glencore, según informa el diario boliviano Los Tiempos.

'El Estado boliviano tiene que controlar la columna vertebral del sistema económico, tiene que dejar abierto el trabajo, áreas de producción para otros sectores sociales como el empresarial, el sector asociado, micro empresarial, sector artesanal, sector agrario, sector campesino, cooperativista, el Estado tiene que otros sectores crezcan se desarrollen y usufructúen los recursos del país y del Estado', manifestó García Linera.

La norma por la que la mina pasa a manos públicas establece un plazo de 120 días para hacer efectivo el pago a la compañía suiza, una vez que se hayan evaluado todos sus activos. Colquiri, a 250 kilómetros al sur de La Paz, tiene unos 400 obreros y es la tercera firma nacionalizada a Glencore en Bolivia. Ahora, el Gobierno se queda con algunos yacimientos de Glencore y otorga otros a los cooperativistas, que se oponían inicialmente a la medida por temor a que la expropiación se extiendan a sus áreas.

'No se puede nacionalizar sin el apoyo de los trabajadores' Linera afirmó que la minería boliviana genera anualmente 3.700 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros), frente a los 600 millones (476 millones de euros) de 2005, 'cuando todo estaba en manos de extranjeros', antes de llegar Morales al poder, agregó. Por eso, el vicepresidente explicó que la nacionalización es realmente recuperar la soberanía democrática sobre los recursos naturales. En este sentido, 'no se puede nacionalizar sin al apoyo de los obreros, porque el que produce riqueza es el trabajador' y recordó que el año 2007 el Gobierno quiso nacionalizar Colquiri, sin embargo hubo resistencia de la dirigencia de ese entonces.

El conflicto en la mina, propiedad de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) que opera bajo contrato de riesgo compartido por la empresa Sinchi Wayra (filial en Bolivia de la compañía suiza Glencore), fue tomada a principios de este mes por las cooperativas que operan en la zona y que exigían que el Estado se haga cargo.

El secretario Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Trujillo, que ha sido hostil al MAS en otras ocasiones, esta vez felicitó al gobierno y señaló que estas fuentes de riqueza 'ahora estarán a favor de los trabajadores del país'.