Público
Público
Únete a nosotros

Boris Johnson cabalga solo hacia Downing Street

La mala actuación en el debate de este martes en la BBC ha hecho que Rory Stewart quede eliminado de la carrera por convertirse en el nuevo líder del Partido Conservador y nuevo primer ministro británico. Aún quedan cuatro candidatos, pero solo un meteorito podría frenar a Boris Johnson.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El exministro de Asuntos Exteriores británico Boris Johnson./ REUTERS

Atención, spoiler: el final de esta historia ya está escrito y es que Boris Johnson será el nuevo primer ministro británico. Cierto es que oficialmente aún quedan cuatro candidatos y al menos dos votaciones que se celebrarán este jueves, pero nadie en su sano juicio apostaría hoy un contra Johnson.

El exalcade de Londres y exministro de Exteriores no para de sumar apoyos y en la tercera votación celebrada este miércoles ya ha sumado 143 (17 más que el martes). El único hombre que podía haberle echo sombra porque defendía un mensaje y unas formas completamente opuestas, Rory Stewart, se ha caído de la competición al ser quien menos votos ha conseguido ; solo 27 diputados conservadores le han respaldado este miércoles. Su mala actuación en el debate del martes por la noche en la BBC entre todos lo candidatos, el primero al que asistía Boris Johnson, le ha hecho perder el apoyo de diez compañeros en un solo día.

Stewart es el único que concluye en negativo porque los otros tres en liza junto a Johnson, el Ministro de Exteriores ,Jeremy Hunt (54); el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Michael Gove (51) y el Ministro del Interior Sajid Javid (38) han mejorado sus resultados.

El propio Stewart reconocía anoche a la salida de los estudios de BBC que su actuación había sido un poco “mediocre”. Y lo cierto es que su comportamiento fue protagonista de muchos de los comentarios de los espectadores y comentaristas a través de la redes sociales. No paró de moverse, puso caras raras y cuando apenas llevaban diez minutos de programa, se le vio quitarse la corbata en directo.

Boris Johnson , Jeremy Hunt, Michael Gove, Sajid Javid y Rory Stewart durante el debate de la BBC, que compiten por reemplazar a la primera ministra británica Theresa May. / REUTERS

Minutos después, en el programa Newsnight de la BBC le preguntaron lo que todo el país quería saber: ¿Por qué lo había hecho? Su respuesta resultó bastante surrealista: "Pensé que si me quitaba la corbata, podríamos volver a la realidad. Estaba empezando a sentir en esos extraños taburetes de la BBC que nos estábamos moviendo hacia una realidad alternativa“, dijo.

Con el único hombre que proponía algo distinto fuera de la carrera, la competición se vuelve puro formalismo porque ninguno de sus actuales rivales parece que vaya a ser capaz de destronar a Boris Johnson de lo mas alto de la competición; no al menos este jueves, cuando tendrán lugar dos nuevas votaciones eliminatorias para que al final del día solo queden dos.

Con el único hombre que proponía algo distinto fuera de la carrera, la competición se vuelve puro formalismo

Porque ninguno tiene tanto poder de convocatoria; recordemos que le saca 89 votos al segundo, Jeremy Hunt, y eso es más del doble pero también que según se van cayendo su rivales, la mayoría de quienes les apoyaron acaban en las filas de Johnson.

Porque , para mal desde el punto de vista de su rivales pero para bien según el de sus seguidores, ninguno de los otros tres tiene tampoco tanto carisma y tanta personalidad como Johnson.

Si dejamos las formas a un lado y entramos en analizar los planes de cada uno, la balanza sigue inclinándose al mismo lado. Rory Stewart era el único que seguía apostando por el acuerdo de Brexit de Theresa May que, ojo, también es el acuerdo de los líderes de la Unión Europea.

Los cuatro que siguen en la carrera se presentan como los hombres que lograrán arañar nuevas concesiones a la UE, cuando la UE ya dicho que no se va a volver a sentar a negociar.

De momento, la última palabra la tendrán los 160.000 militantes conservadores que votarán por correo a su favorito

Pero lo más importante: si tú eres un conservador pro-brexit -y de esos hay unos cuantos-, lo que quieres escuchar es que Reino Unido abandonará por fin la UE el 31 de octubre con o sin acuerdo -y si el hombre que promete eso es el que lideró la campaña del brexit durante el referéndum, te lo crees-. Ese es Boris Johnson. El que insiste en decir que “el fracaso no está en sus planes”. El amigo de Trump. El de los comentarios racistas. El que tiene pendiente sentarse ante un tribual por las mentiras de la campaña del referéndum. El que dice que si hubiera otro referéndum volvería a hacer campaña por el brexit pero deja claro que nunca habrá una segunda votación si es él quien duerme en Downing Street. Ese con el que el radical Nigel Farage se ha ofrecido a pactar para gobernar juntos. Todos sabemos que la victoria en las elecciones europeas del partido de Farage se debe en buena medida a que muchos votantes conservadores desencantados con May se fueron en busca de posiciones más radicales; y si lo sabemos nosotros, Boris también lo sabe.

De momento, la última palabra la tendrán los 160.000 militantes conservadores que votarán por correo a su favorito entre los dos finalistas y la penúltima semana de julio sabremos el vencedor. Siempre, eso sí, que no haya bajas inesperadas que dejen a Boris Johnson el camino despejado hasta el 10 de Downing Street antes de los esperado.