Público
Público

Coalición en Países Bajos El Consejo Electoral confirma la victoria de Rutte y Kaag en Países Bajos

Al menos 17 partidos tienen un asiento en el Congreso de La Haya, una cifra récord.

Sigrid Kaag, líder del partido Demócratas 66 y principal candidata de su partido, habla con los medios de comunicación tras los resultados de las elecciones parlamentarias.
Sigrid Kaag, líder del partido Demócratas 66 y principal candidata de su partido, habla con los medios de comunicación tras los resultados de las elecciones parlamentarias. Koen Van Weel / Europa Press

El Consejo Electoral de Países Bajos confirmó hoy la entrada de 17 partidos en el Parlamento neerlandés, con la victoria de los liberales (VVD) de Mark Rutte con 34 escaños, y los progresistas (D66), de Sigrid Kaag, con 24, mientras continúa la polémica sobre el proceso de formación de la futura coalición de gobierno.

El VVD ha logrado un asiento más que en las legislativas de 2017, mientras que D66 se ha hecho con cinco diputados más, convirtiéndose como el segundo partido más grande, y desplazando al ultraderechista Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wilders, que pasa al tercer puesto con 17 escaños. Se confirma que hay 17 partidos con al menos un asiento en el Congreso de La Haya, una cifra récord, y la participación electoral fue del 78,7 por ciento del electorado, una cifra ligeramente inferior que en los comicios de 2017.

Más de un millón hicieron uso del voto por correo, al que tenían derecho las personas mayores de 70 años que querían evitar acudir a los colegios electorales por el riesgo de coronavirus, aunque el Ministerio del Interior tuvo que ajustar el procedimiento una vez cerrada la votación para que se pudieran contar los votos enviados con papeletas en el sobre equivocado, por lo que solo el 0,29 % fueron nulos.

Por otro lado, la mayoría de los partidos han solicitado un debate del nuevo Parlamento sobre la labor de la ministra en funciones del Interior, Kajsa Ollongren (D66) y la senadora Annemarie Jorritsma (VVD), que estaban encargadas de estudiar el terreno para la futura formación de gobierno, pero presentaron ayer, jueves, su dimisión.

La polémica empezó cuando Ollongren abandonó la sede del Parlamento al enterarse de que había dado positivo en una prueba de coronavirus, y dejó accidentalmente a la vista papeles donde apuntaba notas personales sobre las reuniones que había tenido con los diferentes líderes políticos y comentarios sobre la posición de algunos diputados, por lo que su contenido pudo ser fotografiado.

Ollongren abandonó el Parlamento por ser positivo en covid y dejó a la vista notas personales sobre las reuniones con los diferentes líderes políticos

Una de las anotaciones más polémicas está relacionada con el democristiano Pieter Omtzigt (CDA): se insinuaba que representa un problema para una posible coalición con los liberales y progresistas, al ser muy crítico con el Ejecutivo saliente, puesto que fue la voz de las denuncias de las familias acusadas de fraude fiscal con ayudas que recibieron para el cuidado de sus hijos, un escándalo que obligó a Rutte a dimitir en enero.

Al romperse la privacidad que suele rodear este tipo de reuniones y revelarse opiniones de estas "exploradoras" sobre la negociación, ambas dimitieron al considerar que perdieron la neutralidad, y la ministra de Atención Sanitaria, Tamara van Ark (VVD), y el de Asuntos Sociales, Wouter Koolmees (D66), asumieron ese papel y esperaban iniciar hoy una ronda de conversaciones.

Pero no está claro cuándo ni cómo lo harán porque el debate parlamentario sobre lo ocurrido con Ollongren tendrá que esperar a que los nuevos diputados tomen posesión y a que los líderes de los 17 partidos puedan poner fin a la cuarentena preventiva en la que se encuentran, a la espera de los resultados de los test PCR a los que se han sometido tras reunirse con ella

Más noticias de Internacional