Público
Público

CONFLICTO IRÁN-EEUU EEUU anuncia un despliegue adicional de tropas en Oriente Próximo tras el ataque a Soleimani

Los efectivos estadounidenses se desplegarán en Kuwait, "como una acción adecuada y preventiva en respuesta a los crecientes niveles de amenaza contra el personal y las instalaciones de Estados Unidos, y ayudará a reorganizar la reserva".

Soldados de EEUU. – REUTERS

europa press

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha anunciado que enviará más tropas a Oriente Próximo, concretamente a Kuwait, tras el ataque perpetrado este viernes contra el general iraní Qasem Soleimani.

"Como ya se había indicado, la Fuerza de Respuesta Inmediata (IRF) de la 82ª División Aerotransportada había sido puesta en alerta ante un posible despliegue y va a ser desplegada", ha anunciado un portavoz del Pentágono, según informa CNN.

El portavoz ha hecho hincapié en que este despliegue era una firme posibilidad una vez que la IRF había sido puesta en alerta. Parte de la tropa estaba concentrada en una de las llamadas "áreas de responsabilidad", mientras que el resto estaba preparada para desplegarse en 96 horas.

Los efectivos estadounidenses se desplegarán en Kuwait, "como una acción adecuada y preventiva en respuesta a los crecientes niveles de amenaza contra el personal y las instalaciones de Estados Unidos, y ayudará a reorganizar la reserva", ha señalado el portavoz.

Fuentes del Pentágono habían avanzado a CNN y NBC que el Departamento de Defensa estaba analizando la posibilidad de enviar más tropas a Oriente Próximo. En concreto, habían avanzado que desplegaría a toda la IRF, que suma unos 3.000 efectivos.

Estados Unidos ya envió a 750 miembros de esta unidad militar tras los disturbios que estallaron frente a la Embajada en Bagdad después de que Washington matara a 25 milicianos en una serie de ataques aéreos perpetrados el domingo contra depósitos de armas en Irak y Siria que pertenecerían a la milicia Kataib Hezbolá.

En la madrugada de este viernes, Estados Unidos ha realizado un nuevo ataque, esta vez contra el aeropuerto de Bagdad, con Soleimani como objetivo. También han muerto el número dos de la milicia iraquí Fuerzas de Movilización Popular, Abú Mahdi al Muhandis, y otra decena de personas.

Soleimani era una figura fundamental para entender la presencia de Irán en los principales conflictos de la región y como brazo ejecutor de la política del líder supremo de la República Islámica, Alí Jamenei. El ayatolá ha reconocido que se trata de una "amarga pérdida" para Teherán y ha prometido "venganza".

Plenamente conscientes

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, el general Mark Milley, ha defendido este viernes en una comparecencia el ataque contra Soleimani, asegurando que "el riesgo de no actuar era mayor que el riesgo de hacerlo".

Milley ha aseverado que las fuerzas estadounidenses tenían información de Inteligencia "convincente" que indicaba que Soleimani estaba planeando una "significativa campaña de violencia" contra Estados Unidos en los próximos días.
Interrogado por la prensa sobre las pruebas de esta "campaña de violencia", ha rehusado mencionar alguna, si bien ha asegurado que habían emergido diversas amenazas contra Estados Unidos y no todas relacionadas con los ataques en Siria e Irak, subrayando que eran inminentes.

"Entendemos completamente los riesgos y las consecuencias" de matar a Soleimani, ha afirmado. "El riesgo de no actuar era mayor que el de hacerlo", ha defendido, aseverando que limitarse a estar alerta habría sido "negligente".

Además, ha advertido de que aún es posible que haya ataques contra Estados Unidos. Por ello, ha informado de que las tropas norteamericanas desplegadas en una base en Italia han sido avisadas para que estén preparadas para viajar a Líbano con el fin de proteger la Embajada en Beirut.

Líbano, sumido en su propia crisis por las protestas que comenzaron en octubre por la introducción de una tasa sobre el servicio de Whatsapp, ha pedido este viernes que se le mantenga "al margen" de las eventuales repercusiones por la muerte de Soleimani.

Fuentes de la Casa Blanca consultadas por CNN han revelado que la Administración de Donald Trump anunciará nuevas medidas contra los aliados de Irán. En concreto, han anticipado sanciones contra Asaib Ahl al Haq o la Red Jazali, una milicia chií vinculada a la República Islámica, y sus líderes.