Público
Público

¿En qué consiste el estatus de neutralidad?

Kiev y Moscú dirimen la posibilidad de que Ucrania se declare militarmente neutral, un modelo que se inspire en el de otros países europeos, como Austria, Suecia o Finlandia.

Una bandera ucraniana ondea durante una manifestación en apoyo a Ucrania en Washington DC el 13 de marzo de 2022.
Una bandera ucraniana ondea durante una manifestación en apoyo a Ucrania en Washington DC el 13 de marzo de 2022. Samuel Corum / AFP

Entre las opciones para apaciguar a Rusia, la posibilidad de que Ucrania se declare militarmente neutral gana enteros. Se trata de uno de los requisitos que Moscú ha puesto sobre la mesa y cuya aplicación sobre el terreno tratan de dirimir los negociadores.

Kiev apuesta por un tipo de neutralidad propia, con garantías de seguridad de otras potencias, o sea, que se inspire en las de otros países europeos, como Austria, Suecia o Finlandia. Cabe preguntarte de qué hablamos cuando nos referimos a "estatus de neutralidad", en qué consiste el modelo.

Austria

Por un lado tenemos la llamada "neutralidad perpetua" de Austria. Un estatus, inscrito en su Constitución, que le prohíbe la participación en una guerra, acoger tropas extranjeras en su territorio o ingresar en un pacto militar. Si bien tiene ejército propio, la neutralidad de Austria es únicamente militar, pero no jurídica ni política.

La neutralidad de Austria fue anunciada a la comunidad internacional, pero no está garantizada por ella; es decir, no se basa en un tratado internacional, sino en una declaración unilateral, el llamado Memorándum de Moscú. En ese documento, Austria se comprometió a declararse militarmente neutral por voluntad propia tras la retirada de las tropas de ocupación.

Finlandia

La tradicional línea de neutralidad y no alineamiento no tiene su origen en una decisión libre de sus gobernantes, como en Suecia, sino en su imposición por parte de la URSS, con la que perdió dos guerras consecutivas entre 1939 y 1944.

Moscú obligó a Finlandia a firmar el llamado Tratado de Amistad, Cooperación y Asistencia Mutua en 1948. Este tratado, vigente hasta 1992, obligaba a Finlandia a repeler cualquier ataque militar a la Unión Soviética a través de su territorio.

Además, le impuso una neutralidad en política internacional, estrechamente supervisada por el Kremlin, a cambio de mantener su independencia. Este fenómeno, conocido como "finlandización", estuvo vigente hasta 1992, cuando la disolución de la URSS permitió a Finlandia liberarse de la tutela rusa.

Al igual que Suecia, Finlandia ha mantenido sobre el papel su postura de no alineamiento, aunque coopera con la OTAN, con la que ha realizado numerosas maniobras militares y participado en misiones de paz auspiciadas por la ONU.

Suecia

El modelo de neutralidad sueca encuentra sus orígenes a comienzos del siglo XIX, tras las Guerras Napoleónicas y la pérdida de Finlandia, y ha caracterizado su política exterior durante dos siglos, aunque no está incluida en su Constitución.

Suecia fue neutral durante las dos guerras mundiales y conservó una política oficial de no alineación frente a las dos grandes potencias, Estados Unidos y la URSS. El fin de la Guerra Fría provocó un cambio en la línea de Suecia, que en 1994 suscribió la iniciativa Asociación por la Paz de la OTAN y, posteriormente, ingresó en la UE.

La teórica neutralidad sueca se ha visto comprometida por el reciente envío de armamento a Ucrania, rompiendo una tradición de no intervenir en países en conflicto.

Más noticias de Internacional