Público
Público

Decenas de detenciones en Turquía tras las últimas protestas

"Por ahora, sólo se interrogará a los provocadores", han asegurado fuentes policiales. Erdogan acusa a la UE de ser "antidemocrática" mientras prepara una ley para regular el uso de las redes sociales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía turca ha irrumpido el martes en varias direcciones de todo el país, deteniendo a decenas de personas tras casi tres semanas de protestas contra el Gobierno. La estatal TRT dijo que 25 personas fueron detenidas en la capital, Ankara, 13 en Eskisehir, al oeste, y 'muchos' en la localidad de Estambul, solo un día después de las 500 detenciones que marcaron la jornada del lunes. Una fuente policial confirmó la operación añadiendo: 'Por ahora, sólo se interrogará a los provocadores', mientras que la sección antiterrorista de la policía de Ankara dijo que no había información sobre los asaltos policiales del martes.

Este mismo lunes, las fuerzas de seguridad turcas han arrestado a un hombre que ha permanecido inmóvil durante seis horas en la plaza Taksim de Estambul en protesta contra un cacheo por parte de la Policía. El arrestado, que ha sido identificado como el artista Erdem Gunduz, ha conseguido desatar una oleada de comentarios en las redes sociales y ha logrado que decenas de personas se hayan unido a su protesta silenciosa junto a él, frente a una imagen del fundador de la República de Turquía, Mustafá Kemal Ataturk, que ondea en el Centro Cultural Ataturk (AKM), uno de los epicentros de las protestas antigubernamentales de las últimas semanas. Poco después, las informaciones en torno al acto de protesta comenzaron a circular en las redes sociales, donde el hashtag #duranadam ('hombre de pie') se convirtió en 'trending topic' a nivel mundial. Posteriormente, decenas de personas se dirigieron al lugar, tras lo que la Policía arrestó a Gunduz, que volvió a ser liberado poco después.

En línea con las declaraciones de Erdogan sobre Twitter y otras redes sociales, y después de que el Gobierno multase a las cuatro cadenas de televisión que más tiempo han dedicado a informar sobre las protestas, el Ministerio de Justicia de Turquía ha comenzado a trabajar sobre un proyecto de ley para restringir el uso de estas plataformas, en aparente respuesta a la relevancia de las mismas en la convocatoria de las manifestaciones antigubernamentales que sacuden el país desde hace varias semanas. Fuentes del ministerio citadas por el diario turco 'Hurriyet' han indicado que 'las implementaciones internacionales en torno a este asunto están siendo investigadas'.

Varias personas han sido detenidas en Izmir por escribir twits 'provocativos' 

Este mismo lunes, el ministro del Interior, Muammer Guler, ha confirmado que varias personas han sido detenidas en la localidad de Izmir en respuesta a lo que ha descrito como twits 'provocativos'. 'Tenemos un estudio sobre aquellas personas que provocan al público a través de manipulaciones con noticias falsas que desencadenarían acciones que podrían amenazar la seguridad de la vida y las propiedades a través de Twitter, Facebook y otras redes sociales', ha dicho Guler.

La semana pasada, el Partido Justicia y Desarrollo (AKP), liderado por el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan, reclamó una 'regulación legal' de las redes sociales y advirtió de que un mensaje a través de Twitter puede ser 'mucho más peligroso que un coche bomba'. El responsable de prensa del AKP, Alí Sahin, reclamó una 'regulación legal' para las redes sociales a fin de que 'la gente sea responsable de lo que escribe'. 'Como resultado de un tweet, la gente saquea comercios y quema vehículos, y el que los escribe debe asumir las consecuencias', agregó.

 'Hay un intento de derrocar al Gobierno a través de las redes sociales', asegura el AKP.

'El Gobierno elegido está siendo objeto de una conspiración, hay un intento de derrocar al Gobierno a través de las redes sociales', denunció Sahin. 'Todo eso debe tener un coste, un castigo', recalcó. 'Un tweet con mentiras y calumnias es mucho más peligroso que un coche bomba. La explosión de un vehículo cargado de explosivos puede tener un impacto limitado, pero un tweet cargado de mentiras y calumnias puede contribuir a crear un ambiente conflictivo', remachó Sahin.

Por otra parte, el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha aumentado este lunes sus críticas a la Unión Europea tras la aprobación por parte del Parlamento Europeo crítica con el excesivo uso de la fuerza contra los manifestantes y ha acusado a la organización regional de ser 'antidemocrática'. '¿Tenéis derecho a tomar una decisión así (sobre Turquía)? Permanecéis en silencio sobre lo que pasa en Francia, en Reino Unido y en cualquier lugar en Europa, pero os atrevéis a tomar una decisión sobre nuestras fuerzas de seguridad, que cumplen su tarea contra los manifestantes', ha apuntado. 'Vosotros (la UE) no respetáis la democracia. Vuestra definición de libertad es diferente. Apoyáis a los que atacan la libertad de otros', ha argumentado.

Erdogan:'¿Cómo pueden aprobar una decisión así para Turquía, que ni siquiera es país miembro?'

'¿Qué hicieron las autoridades de la Unión Europea cuando la población y la Policía se enfrentaron además de dar dinero a Atenas?', se preguntó. '¿Cómo pueden aprobar una decisión así para Turquía, que ni siquiera es país miembro? ¿Cómo se atreven?', agregó. En su resolución, el Parlamento Europeo reclamó que los responsables de la violencia contra los manifestantes sean llevados ante la justicia y que se ofrezca una compensación a las víctimas, criticando la 'falta de voluntad' de Erdogan 'para dar pasos hacia la reconciliación, pedir excusas o comprender las reacciones de un segmento de la población turca' porque 'no han hecho sino contribuir a una mayor polarización' de la sociedad, acogiendo con satisfacción la respuesta 'moderada' del presidente turco, Abdulá Gul, y las excusas a los heridos que ha ofrecido el viceprimer mi nistro, Bulent Arinç.

Los eurodiputados dejaron claro que los manifestantes no hacen más que expresar su preocupación por 'la visible falta de representación de las voces de las minorías' ante regulaciones polémicas contra el estilo de vida laico, y recordaron a Ankara que en toda democracia pluralista e integradora 'todos' los ciudadanos deben sentirse representados y que la mayoría tiene responsabilidad de incluir a la oposición y sociedad civil en el proceso de toma de decisión.En su resolución, los eurodiputados indicaron que las manifestaciones pacíficas y legítimas son un testimonio de la vitalidad de la sociedad civil turca y deberían servir de aviso a Ankara sobre la necesidad de mejorar las instituciones democráticas, consolidar el Estado de derecho y respetar las libertades fundamentales.

El pleno de la Eurocámara también manifestó su preocupación en el texto adoptado por el deterioro de la libertad de prensa en el país, algunas medidas de censura y la creciente autocensura de los medios turcos, incluido en Internet y la encarcelación de numerosos periodistas y los juicios abiertos en su contra.