Público
Público

Ecuador anima a Snowden a seguir filtrando "más cosas ilegales"

El ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, sigue negando haber hablado con el exagente de la CIA que reveló el espionaje masivo de EEUU

EUROPA PRESS

El ministro de Asuntos Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, aseguró anoche que todavía no ha hablado con el extrabajador de la CIA Edward Snowden, quien permanece supuestamente desde el domingo pasado en un aeropuerto de Moscú, tras pedir asilo político al Gobierno de Ecuador y le ha instado a que desvele 'más cosas ilegales' sobre la trama de espionaje estadounidense.

Patiño ha vuelto a negar que Quito le haya entregado un salvoconducto o una tarjeta de refugiado para poder salir de China con dirección a Rusia y ha aclarado que el Ejecutivo ecuatoriano continúa analizando la petición de asilo de Snowden. En cambio, sí ha admitido conversaciones entre Ecuador y Rusia 'en los últimos días' sobre la situación del joven estadounidense, sin que se hayan extraído mayores conclusiones. Entretanto, Patiño ha instado a Snowden a que desvele 'más cosas ilegales' cuanto antes. Asimismo, ha desmentido que haya divisiones en el seno del Ejecutivo ecuatoriano sobre la concesión del asilo político al exempleado de la CIA y ha restado importancia al asunto.

'No son temas fundamentales que tenemos que tratar', ha justificado el titular de Exteriores ecuatoriano, que ha hecho hincapié en la trama de espionaje llevada a cabo por Estados Unidos y destapada por el extrabajador de la CIA. En este sentido, Patiño ha urgido al Gobierno de Estados Unidos a que explique el escándalo del espionaje a nivel mundial ejecutado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

'El asunto fundamental es el delito que ha sido denunciado y la respuesta que tiene que dar el país que ha sido denunciado, que espía a todo el mundo', ha declarado Patiño, a su llegada a Quito tras una gira por el sudeste asiático. Estados Unidos debe explicar 'amplia y claramente' los espionajes realizados, ha incidido Patiño, puesto que representan 'una violación de los tratados internacionales y de los Derechos Humanos', según ha recogido el diario ecuatoriano El Universo.

Mientras, el juez Baltasar Garzón, abogado del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha argumentado en Oviedo que no defenderá a Edward Snowden porque la defensa de Assange absorbe 'todo su tiempo'.

En declaraciones a los medios antes de recibir el premio '13 Rosas', Garzón ha explicado que Snowden está 'en paradero desconocido' y se trata de una decisión personal del despacho que dirige considerar mejor que sean otros profesionales los que lleven esa defensa. En cuanto a la defensa del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, Garzón ha aseverado que sigue manteniendo 'los mismos principios' por los que aceptó el caso, es decir, 'la defensa libertad de información y la libertad de expresión'.

De este modo, ante las críticas de intento de exceso de protagonismo de Assange respecto a la situación de Snowden, Baltasar Garzón dice que le 'apena mucho que con tanta alegría se hagan juicios de valor de alguien que está privado de libertad desde hace un año por defender la libertad de expresión y publicar informaciones que afectan a derechos fundamentales y porque a su vez defienda a aquellos que lo están haciendo desde otra óptica'.

'Assange está sufriendo las consecuencias de haber sido coherente en esa defensa y llevarla a las últimas consecuencias, y de mantenerse en la misma. Quizás deberían atemperarse esas críticas', ha concluido.

 

 

 

 

Más noticias de Internacional