Público
Público

Elecciones El Tribunal Electoral de Bolivia rechaza la candidatura al Senado de Evo Morales

Desde el partido del expresidente (MAS) denuncian que "no hay garantías para elecciones libres democráticas y justas".

El expresidente de Bolivia Evo Morales durante un acto político./ Juan Ignacio Roncoroni (EFE)
El expresidente de Bolivia Evo Morales durante un acto político./ Juan Ignacio Roncoroni (EFE)

efe

La candidatura de Evo Morales a senador para las elecciones de mayo en Bolivia ha sido rechazada por el órgano electoral del país, al considerar que incumple el requisito de residencia permanente en el país. El Tribunal Supremo Electoral de Bolivia se pronunció este jueves sobre una serie de candidaturas, incluida la de Morales, a la que había observado sobre el cumplimiento de los requisitos para concurrir a los comicios del 3 de mayo.

El Tribunal considera que la decisión de excluir a Morales es "inapelable"

El presidente del tribunal electoral, Salvador Romero, dijo en rueda de prensa en La Paz que la decisión es "inapelable". Sin embargo, sí fue admitida la candidatura de Luis Arce a presidente por el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, para los comicios del 3 de mayo.

Ambas habían sido revisadas hasta aclarar si cumplen el requisito de residir en el país desde al menos cinco años antes para los aspirantes a presidente, de dos en el caso de senadores y diputados.

Romero explicó que para tomar la decisión se tuvo en cuenta aspectos como la residencia que figura en el padrón electoral del aspirante a candidato, donde desarrolla su vida y cuál es la residencia efectiva, de acuerdo a pronunciamientos como uno del Tribunal Constitucional de Bolivia.

Morales presentó su candidatura a senador por la región boliviana de Cochabamba, donde comenzó su carrera política como diputado en 1997 y donde votaba en sucesivas elecciones hasta los comicios del pasado octubre.

El MAS cuestiona la "decisión política" del Tribunal

"La decisión política" del Tribunal Supremo Electoral "evidencia que no hay garantías para elecciones libres democráticas y justas en Bolivia. Condenamos esta acción", criticó en Twitter el exministro Luis Arce, candidato del MAS a presidente para los comicios del 3 de mayo.

Evo Morales se enfrenta a una orden de arresto en Bolivia, motivo por el que se exilia en Argentina

La candidatura de Arce estaba observada igual que la de Morales, pero el tribunal electoral la habilitó, tras haber regresado a Bolivia después de asilarse en diciembre en México y trasladarse luego a Argentina un tiempo junto al expresidente.

Si Evo Morales hubiera intentado en este tiempo volver a Bolivia, se hubiera enfrentado a una orden de arresto y a una serie de procesos judiciales por denuncias, incluidas las del Gobierno interino del país, por delitos como terrorismo y fraude electoral.

Otro de los inhabilitados es el excanciller Diego Pary, quien aspiraba también a senador y calificó de "política" la decisión del tribunal, porque "se aleja de las leyes, la Constitución boliviana y la jurisprudencia internacional", en un mensaje en la red social.

Un "atentado" contra los derechos constitucionales

El presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Sergio Choque, del MAS, denunció "un atentando a los derechos" establecidos en la Constitución boliviana "y otra violación contra los DD.HH. dispuestos en el Pacto de San José", en referencia a la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

"La soberanía de elegir a nuestros representantes reside en el pueblo y no en un gobierno arbitrario", escribió en Twitter. La inhabilitación la comunicó ante los medios en La Paz el presidente del tribunal electoral, Salvador Romero, que fue designado como miembro de este órgano por la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, antes de que ella anunciara su candidatura electoral.

Los otros seis vocales del organismo electoral fueron designados por el Legislativo nacional, donde el MAS tiene la mayoría de dos tercios. "La decisión del Tribunal Supremo Electoral es un golpe contra la democracia. (...) El objetivo final es la proscripción del MAS", publicó por su parte el propio Morales.