Público
Público

Elecciones en Turquía Turquía llama "racistas" a Austria y Holanda por no permitir actos electorales turcos

Esta semana, el presidente Erdogan ha convocado elecciones anticipadas un año y medio, lo que ha pillado por sorpresa a la oposición, que todavía no tiene un candidato elegido que presentar a los comicios como jefe del Estado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Erdogan, presidente de Turquía, ha convocado esta semana elecciones anticipadas en el país. EFE/Archivo

El ministro de Asuntos Europeos de Turquía, Ömer Çelik, ha calificado de "racistas" a los gobiernos de Austria y Holanda por no permitir que políticos turcos hagan campaña en sus países de cara a las elecciones anticipadas del próximo 24 de junio.

Este miércoles, el presidente Erdogan anunciaba por sorpresa la convocatoria de los comicios parlamentarios y presidenciales, adelantados casi año y medio sobre la fecha prevista. Los analistas señalan que la maniobra, votada este viernes en el Parlamento turco, ha tomado por sorpresa a la oposición, que todavía no tiene declarado siquiera un candidato al cargo del jefe de Estado.

Ya durante la campaña por el referéndum presidencialista de abril de2017, Holanda impidió un discurso electoral de una ministra turca, desencadenando un conflicto diplomático que todavía no se ha resuelto. En aquella ocasión, la policía dispersó a ciudadanos turcos residentes en Holanda que se manifestaron contra la decisión, y las imágenes de cargas con agentes montados a caballo y perros policiales fueron motivo de numerosos discursos de Erdogan para denunciar el "fascismo" de Europa.

Ahora, ante la decisión tomada por Holanda y Austria frente a las próximas elecciones, el ministro Çelik ha publicado una ristra de tuits en su cuenta de la red social Twitter calificando de "antiturcos" y "racistas" a ambos países.

"Los Países Bajos han imitado a Austria, anunciando que no permitirán mítines ni discursos electorales ante las elecciones del 24 de junio para nuestros ciudadanos residentes allí. Por una parte, bloquean el ejercicio de los derechos democráticos más fundamentales y por otra argumentan que 'en Turquía hay un desarrollo negativo en aspectos democráticos'", ha escrito Çelik. El ministro proseguía afirmando que "con esta postura, Austria y Países Bajos solo envenenan los valores democráticos en sus propios países. Contribuyen al florecimiento de movimientos políticos racistas, que también son hostiles a los valores de la UE".

"Es obvio que los primeros ministros de Austria y Holanda no piensan en valores democráticos cuando toman estas decisiones. Simplemente están mandando un saludo a movimientos políticos antiturcos y racistas", agregó el dirigente turco, quien concluía afirmando que "si la democracia tuviera derecho a quejarse de esta hipocresía, en primer lugar denunciaría a los políticos que adoptan esa actitud".