Público
Público

Asia Bibi Pakistán le retira su escolta al abogado de una mujer condenada a muerte por blasfemia

El gobernador de la provincia de Punyab y el ministro cristiano de Minorías fueron asesinados por apoyar y defender públicamente a Asia Bibi, sentenciada a la pena capital en 2010 por haber insultado supuestamente al islam.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Manifestación de apoyo a Asia Bibi, condenada por blasfemia en Pakistán. Archivo / Reuters

El abogado Saiful Malook, encargado de la defensa de la cristiana Asia Bibi, condenada a pena de muerte en Pakistán por blasfemia, ha denunciado este sábado que las autoridades le han retirado la escolta que les protegía a él y a su familia, y que se encuentran por tanto en grave peligro.

Según ha explicado Malook, ya en enero pasó de tener siete guardaespaldas, a que se le redujera la escolta a tres por la supuesta falta de efectivos. "No creo que haya nadie en Pakistán en tanto peligro como lo estoy yo", ha lamentado Malook. "Las agencias de seguridad me han dicho que estoy en peligro real", ha agregado.

Bibi, madre de cinco hijos, fue sentenciada a muerte en 2010 por supuestamente insultar al islam tras ser denunciada un año antes por unas mujeres debido a una discusión en un pozo de agua en el distrito de Nankana, en Punyab. La cristiana perdió la apelación en el Alto Tribunal de Lahore en 2014, pero el Supremo suspendió la ejecución a mediados de 2015 hasta estudiar el caso.

El letrado ha subrayado que, además de la defensa de Bibi, lleva otros tres casos de blasfemia, un delito muy serio en un país como Pakistán, y ha recordado que también encabezó la acusación contra el radical Mumtaz Qadri, ejecutado en 2016 por el asesinato en 2011 del entonces gobernador de la provincia de Punyab, Salman Tasir, quien había defendido públicamente la causa de Bibi. Qadri, que en el momento del crimen era miembro de la escolta de Tasir, fue despedido por miles de personas y pétalos de rosa tras ser ejecutado en 2016 por su delito.

Además de Tasir, el ministro cristiano de Minorías, Shahbaz Bhatti, también fue asesinado en 2011 tras defender a Bibi y oponerse a la legislación antiblasfemia de Pakistán. 

La dura ley antiblasfemia paquistaní fue establecida en la época colonial británica para evitar choques religiosos, pero en la década de 1980 varias reformas auspiciadas por el dictador Zia ul Haq favorecieron el abuso de esta norma. Desde entonces, se han producido un millar de acusaciones por blasfemia, un delito en el país puede llevar aparejada la pena capital, aunque nunca se ha ajusticiado a nadie por este crimen.