Público
Público

Epstein Boris Johnson asegura que EEUU no ha pedido a Londres interrogar al príncipe Andrés por el 'caso Epstein'

Tras la detención de Ghislaine Maxwell el jueves la fiscal de Manhattan, Audrey Strauss, dijo: "Nos gustaría que el príncipe Andrés viniera a hablar con nosotros".

El Príncipe Andres de Gran Bretaña, Duque de York. Lindsey Parnaby / AFP / Archivo
El Príncipe Andrés de Gran Bretaña, Duque de York. Lindsey Parnaby / AFP / Archivo

público/Reuters

Las autoridades estadounidenses no se han dirigido oficialmente al Gobierno británico para pedirle permiso para hablar con el Príncipe Andrés sobre sus contactos con el difunto y desacreditado multimillonario Jeffrey Epstein, según dijo el viernes el primer ministro Boris Johnson.

Los fiscales estadounidenses quieren interrogar al príncipe de la familia real británica sobre sus contactos con Epstein, quien estaba esperando ser juzgado por cargos de tráfico de menores cuando murió el pasado agosto en una prisión federal de la ciudad de Nueva York.

Sin embargo, las autoridades estadounidenses han dicho que Andrés, el segundo hijo de la Reina Isabel, había evitado repetidamente sus peticiones de ser interrogado. Dichas autoridades reiteraron su deseo de hablar con él el jueves después del arresto de la expareja y antigua socia de Epstein, la británica Ghislaine Maxwell, por supuestamente participar activamente en la conspiración y organización de la trama de abuso sexual, según informó la NBC.

Los abogados del príncipe Andrés, que conoció a Epstein a través de su amistad con Maxwell, dicen que el príncipe se había ofrecido a colaborar hasta en tres ocasiones este año.

"Un perfil falaz" de cooperación

Al preguntarle cuál sería la respuesta si las autoridades estadounidenses solicitasen tener acceso formal al príncipe, cuyo título oficial es el de Duque de York, Johnson dijo: "No se ha hecho tal acercamiento. Es un asunto de la familia real". Johnson añadió: "Todo el mundo se solidariza con las víctimas de Jeffrey Epstein, pero no esperen que comente los asuntos que afectan a la familia real". "La ley debe cumplirse y la ley debe ser respetada", dijo el primer ministro a la radio LBC.

En junio, el entonces fiscal de Manhattan Geoffrey Berman dijo que Andrés había "intentado presentar un perfil falaz sobre sí mismo ante el público, como si estuviera ansioso y dispuesto a cooperar" con su investigación.

Al mismo tiempo, un representante de las fuerzas del orden de Estados Unidos confirmó a Reuters que las autoridades estadounidenses que investigaban a Epstein habían enviado al Gobierno británico una solicitud formal, conocida como tratado de asistencia jurídica mutua (MLAT), pidiendo acceso al príncipe.

Después que Maxwell fuera arrestada y acusada el jueves de atraer a menores de edad para que Epstein abusara sexualmente de ellas, la fiscal de Manhattan, Audrey Strauss, dijo: "Nos gustaría que el príncipe Andrés viniera a hablar con nosotros".

El equipo legal de Andrés ha acusado al Departamento de Justicia de EEUU de buscar publicidad en lugar de su ayuda, rechazando las acusaciones acerca que el príncipe había ofrecido "cero cooperación".

"El equipo del duque sigue desconcertado dado que nos hemos comunicado dos veces con el Departamento de Justicia en el último mes, y hasta la fecha, no hemos tenido respuesta", dijo una fuente cercana al equipo de Andrés en respuesta a los comentarios de Strauss.

Sus vínculos con Jeffrey Epstein

El principe Andrés ya estaba involucrado en la trama de abusos a menores del desacreditado multimillonario. A finales de 2019 anunció el abandono de sus funciones públicas por sus vínculos con Epstein.  

Admitió en un comunicado que sus circunstancias personales han supuesto un "importante trastorno" para la familia real británica. "Continúo lamentando inequívocamente mis erróneos vínculos con Jeffrey Epstein", indicó el príncipe.

Más noticias de Internacional