Público
Público

Una escuela inglesa suspende a un profesor que mostró una imagen de Mahoma

El director del colegio Batley Grammar School, Gary Kibble, declaró a los medios que el uso de ese dibujo el pasado lunes durante una clase sobre religión fue "completamente inapropiado". 

Los rotesters se reúnen frente a la Batley Grammar School en Batley, donde un maestro ha sido suspendido por, según los informes, mostrar una caricatura del profeta Mahoma a los alumnos durante una lección de estudios religiosos.
Los rotesters se reúnen frente a la Batley Grammar School en Batley, donde un maestro ha sido suspendido por, según los informes, mostrar una caricatura del profeta Mahoma a los alumnos durante una lección de estudios religiosos. Danny Lawson / PA Wire / Dpa / Europa Press

Agencia EFE

El profesor de una escuela de secundaria en el norte de Inglaterra que mostró a sus alumnos una imagen del profeta Mahoma ha sido suspendido temporalmente de su empleo después de que decenas de personas hayan protestado este jueves a las puertas del centro.

El director del colegio Batley Grammar School, Gary Kibble, declaró a los medios que el uso de ese dibujo el pasado lunes durante una clase sobre religión fue "completamente inapropiado" y subrayó que el profesor ha quedado apartado de las aulas mientras se investiga lo sucedido.

"Es importante que los niños aprendan sobre la fe y las creencias, pero esto debe hacerse de una forma razonable", agregó Kibble, quien aseguró que revisará junto a las "comunidades representadas" en el centro educativo la asignatura que se estaba impartiendo.

Un portavoz del Ministerio de Educación tachó por su parte de "inaceptable" que se hayan "lanzado amenazas" durante las protestas, que además se han saltado las restricciones contra el coronavirus.

"Los colegios tienen libertad para incluir un amplio abanico de asuntos, ideas y materiales en su currículum, incluido en el caso de que sean desafiantes o controvertidas, siempre que cumplan su obligación de asegurar un equilibrio político", dijo a los medios ese portavoz.

"Deben equilibrar esto con la necesidad de promover el respeto y la tolerancia entre personas de diferentes credos y creencias, lo que incluye la decisión de qué materiales utilizar en el aula", puntualizó.

En Inglaterra hay 163 "grammar schools" como el colegio Batley, centros financiados por el Estado a los que solo pueden acceder los alumnos que superan ciertas calificaciones.

El Consejo Musulmán del Reino Unido (MCB, en inglés) consideró por su parte que es "correcto admitir que el uso de ese tipo de materiales -dado que se entiende universalmente que son altamente ofensivos para los musulmanes- es inapropiado".

"Este caso ilustra la importancia de que haya una estrecha interacción entre los colegios y los padres acerca de los asuntos que no están incluidos en el currículum nacional. Se debería consultar con antelación cualquier cosa que puede llevar a una comunidad a sentirse excluida y victimizada", agregó el MCB en su cuenta oficial de Twitter.

El pasado octubre, el profesor Samuel Paty fue decapitado en Francia tras haber mostrado imágenes de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión.

El asesinato movilizó al Gobierno de Francia en defensa del profesor y llevó al presidente galo, Emmanuel Macron, a asegurar que el país "no renunciará a las caricaturas".

El Gobierno británico condena intimidaciones a profesor por dibujos de Mahoma 

El ministro británico de Comunidades, Robert Jenrick, condenó hoy las intimidaciones sufridas por el profesor de una escuela inglesa que mostró en clase una imagen del profeta Mahoma, y defendió la "libertad de expresión", siempre que se ejerza de forma "respetuosa y tolerante". 

"No debería haber profesores ni trabajadores de un colegio que se sientan intimidados. Las informaciones de que un profesor podría haber tenido que esconderse son perturbadoras", dijo Jenrick a la cadena "Sky News". 

"Debe ser correcto que un profesor pueda mostrar de manera apropiada imágenes del profeta Mahoma. En una sociedad libre, queremos que se enseñen las religiones a los niños y que ellos sean capaces de valorarlas y cuestionarlas", esgrimió el ministro. 

En términos generales (si bien hay diferencias de criterio entre chiíes y suníes), la religión musulmana prohíbe la representación de imágenes o símbolos icónicos que muestren al ser humano, norma en la que se incide particularmente cuando se trata de Mahoma. 

Por segunda jornada consecutiva, decenas de personas protestaron ante la escuela Batley Grammar School (cerca de Leeds, norte de Inglaterra), que ayer anunció la suspensión temporal de empleo de ese docente. 

La diputada laborista por la circunscripción donde se encuentra el centro educativo de secundaria, Tracey Brabin, recalcó por su parte: "Ningún profesor debería sufrir intimidaciones o amenazas, no hay excusa para ello". 

"Doy la bienvenida a las disculpas que ha presentado la escuela en reconocimiento de la ofensa que ha provocado, pero las conversaciones entre el colegio, los padres y la comunidad local deben llevarse a cabo de manera digna y respetuosa", consideró. 

El Consejo Musulmán Británico (MCB, en inglés) indicó en un comunicado que creen que el profesor mostró a los alumnos una imagen de Mahoma "llevando un turbante con una bomba en él", una descripción similar las caricaturas que publicó la revista satírica francesa Charlie Hebdo antes del atentado en 2015 contra su redacción, en el que murieron 12 personas. 

El Consejo tacha esa imagen de "extremadamente ofensiva" y lamenta que perpetúa los estereotipos del "islam como sinónimo de terrorismo y a los musulmanes como especialmente volcados hacia la violencia". 

La parlamentaria Sayeeda Warsi, antigua copresidenta del Partido Conservador británico, consideró por su parte en una entrevista con la BBC que el incidente está siendo "aprovechado por extremistas de ambos bandos". 

Más noticias de Internacional