Público
Público

La FIFA mantiene la Copa Confederaciones frente a las protestas en Brasil

Varios medios brasileños aseguran que la federación de fútbol y los equipos participantes están "aterrorizados" con la situación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La FIFA ha asegurado este el viernes que no ha tratado sobre la posibilidad de cancelar la Copa Confederaciones, un torneo que se ha visto ensombrecido por las masivas protestas que se están produciendo en todo Brasil. 'Hasta la fecha, ni la FIFA ni el comité organizador local han discutido cualquier posibilidad de cancelar la Copa Confederaciones', dijo el organismo rector del fútbol mundial en un comunicado enviado a Reuters.

En un comunicado posterior añadió: 'La FIFA está en constante contacto con todos los interesados, entre ellos las selecciones. La FIFA no ha recibido ninguna petición de abandonar Brasil por parte de ningún equipo'. 'La FIFA apoya y reconoce el derecho a la libertad de expresión y a manifestarse pacíficamente, y condena cualquier forma de violencia.

La emisora CBN y la página web del periódico Estado de Sao Paulo, ambos medios ampliamente respetados, publicaron el viernes que se estaba especulando con que el torneo de ocho selecciones, considerado un ensayo para el Mundial del próximo año, estaba en peligro. 'La FIFA pedirá una compensación a Brasil si la Copa Confederaciones tiene que suspenderse', decía un titular de la página web de CBN.

Aproximadamente un millón de personas salieron a las calles de todo Brasil el jueves, en una intensificación de las mayores protestas que vive el país en dos décadas pese a las concesiones del Gobierno para frenarlas. Las protestas, que entran en su segunda semana, se han dirigido contra los elevados impuestos, la inflación, la corrupción y los deficientes servicios públicos, y también critican los 26.000 millones de dólares (unos 19.700 millones de euros) de dinero público que se van a gastar para organizar el Mundial y los Juegos Olímpicos de 2016.

Una noticia de CBN dijo que uno de los ocho equipos estaba presionando a sus dirigentes para abandonar la Copa Confederaciones porque estaban preocupados por los familiares que habían acudido a Brasil a seguir los partidos.

'Desde el punto de vista legal, hay un cierto grado de confianza por parte de la FIFA de que si se cancela el torneo, se puede presentar una reclamación al Gobierno de Brasil si no hay garantías de seguridad para la competición o el Mundial', dijo la noticia de Juck Kfouri, un veterano periodista deportivo brasileño.'Existe una fuerte especulación, que no desaparecerá', añadió, en referencia a los rumores de que la competencia está en peligro. El periódico Estado de Sao Paulo dijo que la FIFA estaba negociando con los equipos para convencerlos de que permanezcan en el torneo.

'Las protestas en las calles de las ciudades brasileñas han forzado a la FIFA a negociar con los equipos para que permanezcan en la Copa Confederaciones', indicó la publicación. 'Por ley, si no hay garantías de seguridad, se podría forzar la cancelación del torneo', agregó.

Estado de Sao Paulo dijo que dos vehículos de la FIFA fueron atacados en Salvador, donde Uruguay jugó contra Nigeria el miércoles, y que se había ordenado a los empleados que no llevaran uniformes fuera del hotel. La FIFA confirmó el incidente, pero dijo que los vehículos, que terminaron con sus lunas rotas, estaban vacíos y aparcados en una calle.

El diario Folha de Sao Paulo, mientras tanto, dijo que la FIFA y los equipos participantes estaban 'aterrorizados' con la situación. 'El torneo se ha vuelto una pesadilla para la organización', dijo. 'La FIFA no se imaginaba que el torneo fuera perfecto, pero el alcance de los problemas es peor que el peor de los escenarios posibles', añadió.

El torneo se reanuda el sábado con los encuentros entre Italia y Brasil en Salvador y Japón-México en Belo Horizonte.