Público
Público

El ala dura de Syriza amenaza con elecciones a la UE si no suavizan sus condiciones

El viceministro de Seguridad Social, Dimitris Stratoulis, dice que no aceptarán las imposiciones del FMI y la UE. Alexis Tsipras, explicará este viernes en el Parlamento las negociaciones con los acreedores para evitar la quiebra del país.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras./ REUTERS

AGENCIAS

ATENAS.- El Gobierno de Grecia, liderado por Alexis Tsipras, podría convocar elecciones anticipadas si los prestamistas internacionales del país, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea, no suavizan sus condiciones para un acuerdo de dinero a cambio de reformas. dijo el viernes el viceministro de Seguridad Social, Dimitris Stratoulis.

"Los prestamistas quieren imponer medidas duras. Si no se retractan en este paquete de chantaje al Gobierno (...) habrá que buscar soluciones alternativas, elecciones," afirmó.

Sus palabras subrayan la profunda molestia contra la propuesta de los prestamistas y una sensación creciente de que el partido buscará alternativas para evitar aceptar el plan.

Sin embargo, no está claro que estas declaraciones representen una visión más amplia dentro del partido, Syriza, ya que Stratoulis está más cerca de la facción de extrema izquierda del partido gobernante, Syriza, y no está claro si la declaración representa una visión más amplia dentro del mismo.

El país heleno retrasa el pago de la deuda al FMI

El gobierno griego solicitó este jueves formalmente al Fondo Monetario Internacional (FMI) agrupar los cuatro pagos al organismo que vencen a lo largo de del presente junio a un solo, a final de mes. De ese modo, el Ejecutivo de Alexis Tsipras tendría que abonar el 30 de junio más de 1.500 millones.

Atenas debería de abonar este viernes la primera entrega, un total de 300 millones de euros. Sin embargo, el país heleno ha pospuesto el reembolso de su rescate por primera vez en cinco años de crisis.

El ministro de Economía, George Stathakis sostuvo que Grecia tenía el dinero para pagar, pero había aceptado la oferta del FMI de agrupar los pagos.

El viceministro de Seguridad Social, Dimitris Stratoulis, ha dicho que esta decisión del gobierno griego viene precipitada por las duras condiciones impuestas por los prestamistas. "La decisión es un mensaje de que quiere esperar y ver hasta dónde (prestamistas) van a tomar, si se van a retroceder de esta irracional inhumana, paquete, colonialista que están proponiendo, dijo.

Stratoulis aseguró que Syriza se había comprometido a "pelear la batalla" para un acuerdo respetable con los prestamistas dentro del euro, pero si esto conduce a un callejón sin salida, la gente tendrá que decidir.

"Si esto parece imposible o muy difícil porque los prestamistas eligen para mantenernos bajo un status quo de una colonia, un protectorado, dentro de la zona euro y no como un socio igual, entonces el pueblo soberano tendrán que decidir a través de elecciones", concluyó.

Tsipras informará este viernes al Parlamento del estado de las negociaciones

Al hilo de estas declaraciones en torno a Grecia y la UE, el ministro de Economía, George Sthatakis también se ha pronunciado. Afirmó que a su partido, Syriza, elegido en enero con la promesa de poner fin a la austeridad, no le habían dado un mandato para hacer eso por el pueblo griego.

"Nuestro gobierno tiene un mandato para permanecer en el euro y obtener un mejor trato y tratar de cambiar los términos del acuerdo que tenemos con los socios europeos", dijo. "Grecia tiene que permanecer en el euro".

Tsipras informa al Parlamento de las negociaciones

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, tiene previsto informar este viernes al Parlamento heleno sobre la marcha de las negociaciones con sus acreedores, el Fondo Monetario Internacionla y la Unión Europea, para desbloquear un tramo de ayuda urgente del rescate que evite la quiebra del país y su salida del euro.

"Mañana (por este viernes) a las 6 PM (17.00 hora española) informaré al Parlamento sobre el progreso en las negociaciones", anunció el propio Tsipras en su cuenta de Twitter este jueves.

La comparecencia parlamentaria del primer ministro griego en Atenas complica que pueda llevarse a cabo este viernes en Bruselas una segunda ronda de conversaciones con los presidentes de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, tal y como se había previsto inicialmente.

El primer encuentro a tres bandas, celebrado el miércoles por la noche, concluyó sin acuerdo tras más de cuatro horas de negociaciones. El propio Tsirpas explicó que Grecia y sus acreedores habían acercado posiciones respecto al objetivo de superávit primario, lo que permitiría relajar las medidas de austeridad, pero que todavía había diferencias en IVA y pensiones.

Por su parte, el jefe del Eurogrupo ha asegurado que las diferencias entre Atenas y la troika son "todavía bastante grandes" y que espera que el Gobierno de Syriza presente en los próximos días propuestas alternativas para seguir negociando.

Más noticias de Internacional