Público
Público

Grecia planta cara a Alemania y dice que no tolera ningún ultimátum

La mayoría de los alemanes considera "impertinente" la actitud de Tsipras y Varoufakis. Sólo un 10% de los germanos creen que los socios europeos deberían acercarse a Atenas

Publicidad
Media: 4.58
Votos: 31

Un hombre pasa cerca de un muro pintado con un grafiti en el que se lee: "Alexis el Magnífico", en referencia al primer ministro griego, Alexis Tsipras, y sus negociaciones con el Eurogrupo. EFE

El Gobierno griego reiteró hoy que no aceptará ningún ultimátum de los socios europeos y afirmó que mientras en Bruselas el Grupo de Trabajo del Euro trata la petición del país de ampliar seis meses el crédito "algunos tratan de influir negativamente en la evolución" de las negociaciones.

"En realidad el Gobierno alemán ya ha empezado a negociar y por eso intenta conseguir una decisión del Eurogrupo favorable, ejerciendo presiones a los socios. Reiteramos que el Gobierno griego no acepta ni tampoco da ningún ultimátim", aseguraron fuentes gubernamentales en Atenas.

Estas fuentes precisaron que "frente al pueblo griego está una parte del Gobierno alemán bajo la responsabilidad de (el ministro de Finanzas Wolfgang) Schäuble", y añadieron que "al mismo tiempo Francia, Italia y otros altos cargos europeos son positivos acerca de la propuesta griega".

"Los que se oponen a la propuesta griega son los que en el pasado firmaron acuerdos que estrangularon al pueblo heleno"

Las mismas fuentes destacaron que aquellos que se oponen a la propuesta griega, "tanto en el interior como en el exterior del país", son los que "en el pasado reciente firmaron acuerdos que estrangularon al pueblo heleno y amenazaron la cohesión de la eurozona".

Según recalcaron, el Gobierno griego "da todos los pasos necesarios para alcanzar un acuerdo beneficioso con los socios europeos" que garantice "el futuro del pueblo heleno y la estabilidad de la eurozona".

"Estamos seguros de que la movilización del pueblo combinada con las voces europeas moderadas conseguirán al final que se imponga la lógica. Este Gobierno no aceptará ultimatos", agregaron las fuentes del Ejecutivo.

El ministro alemán de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, consideró hoy un error el rechazo del titular de Finanzas germano, el cristianodemócrata Schäuble, a la propuesta presentada por Grecia para prorrogar por seis meses la asistencia financiera al país.

"Estoy a favor de que no nos precipitemos a la hora de decir que sí o que no. Mi consejo es hablarlo", declaró el titular de Economía y líder del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), socio en la gran coalición de gobierno que dirige la canciller, Angela Merkel.

El Eurogrupo recibió hoy la petición griega y ha convocado una reunión extraordinaria para mañana en la que tratará la cuestión. Según Grecia, la ampliación del crédito propuesta respeta las líneas rojas de Atenas y, al mismo tiempo, puede ser aceptada por los socios.

Atenas dice que Alemania ha endurecido su posición

El Gobierno griego afirmó hoy que el Ejecutivo alemán mantuvo "una línea aún más dura" durante la reunión del Grupo de Trabajo del Euro, que analiza la petición de Grecia de ampliar por seis meses el crédito recibido.

"La intervención del Ministerio de Finanzas alemán en el Grupo de Trabajo del Euro sigue una línea aún más dura que su postura en el último Eurogrupo del 16 de febrero", señalaron las fuentes gubernamentales en Atenas

Los alemanes ven "impertinente" la actitud de Grecia 

Un 54% de los alemanes considera "impertinente" la actitud del primer ministro griego, Alexis Tsipras, y de su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, mientras que el 41% los ve "ingenuos", según una encuesta realizada por el instituto Emnid para la cadena de televisión germana N24.

El sondeo refleja que el 25% de los alemanes ve la posición de ambos como "estratégica" y un 13% llega a reconocer que los admira "en secreto".

La encuesta fue realizada con una muestra de alrededor de 1.000 personas ayer, en la víspera de que Grecia pidiera prorrogar hasta finales de agosto la asistencia financiera de sus socios de la eurozona y de que el Ministerio de Finanzas alemán rechazara su propuesta.

Casi la mitad de los alemanes considera que Grecia debería salir del euro si no hay un acuerdo sobre la deuda

Como ya se ha apreciado en anteriores sondeos, cerca de la mitad de los alemanes (el 47 % en este caso) estima que, si no hay acuerdo con Atenas, la salida sería que Grecia abandonara el euro, lo que, a su juicio, no tendría mayores repercusiones en el resto de los socios de la moneda europea.

No obstante, un 39 % teme una reacción en cadena que podría derivar en la desintegración de la eurozona. En opinión del 47 % de los encuestados, para controlar la crisis en la zona euro es necesario que los griegos se muevan y sólo un 10% considera que los socios de la moneda única deben "acercarse" a Atenas. Para el 36 %, la solución está en que las dos partes den pasos, en la misma medida, para un acercamiento.