Público
Público
Únete a nosotros

Harvey se fortalece frente a la costa de Texas y amenaza a Luisiana

El huracán, convertido en tormenta tropical, causa al menos nueve muertos. Se espera que deje nuevas lluvias que podrían provocar acumulaciones de agua de hasta 1,2 metros. Las aseguradoras estiman daños de hasta 2.500 millones de euros.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Residentes en Houston usan botes para evacuar una zona anegada en Tidwell Road. - REUTERS

Harvey amenaza con causar más estragos. La tormenta tropical se ha fortalecido en aguas del Golfo de México y sus vientos han aumentado a 75 kilómetros por hora frente a la costa de Texas, donde sigue dejando lluvias que amenazan con aumentar el saldo temporal de nueve víctimas mortales. El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos ha ampliado la zona de aviso de tormenta tropical a nuevas zonas de Luisiana, donde ya se sienten los efectos del ciclón, el más poderoso en llegar a Texas desde 1961.

Harvey, que alcanzó la costa con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, lo que le convirtió en huracán de categoría 4 en la escala Saffir Simpson, para un máximo de 5, se desplaza hacia el sureste. A pesar del fortalecimiento de la velocidad de los vientos, la preocupación reside en las "inundaciones catastróficas que amenazan la vida en el sureste de Texas", ha señalado el NHC.

Las inundaciones en Houston han superado todas las previsiones y se han convertido en las peores en la historia de la ciudad

Se espera que Harvey deje hasta el jueves nuevas lluvias que podrían alcanzar los 25 y 50 centímetros en el suroeste de Luisiana y el norte de Texas. En esta última región, las lluvias podría provocar acumulaciones de agua de hasta 1,2 metros, incluido en las áreas metropolitanas de Galveston y Houston, ciudad que ha sufrido enormes inundaciones en los últimos dos días y que ha quedado completamente paralizada.

Los habitantes de Houston, la cuarta ciudad más poblada de EEUU, no salen de su asombro por la magnitud de las inundaciones causadas por la tormenta tropical, que pese a las advertencias, superan todas las previsiones y se han convertido en las peores de su historia.

Una familia sale de su casa en Houston. - REUTERS

El otro gran peligro de Harvey es el aumento del nivel del mar en las zonas costeras, debido a la marejada ciclónica y las altas olas que provocan los fuertes vientos, y en algunas zonas se esperan aumentos del nivel del mar hasta un metro de altura. Ante esta situación, el NHC ha reiterado su petición de que las personas que se encuentran a salvo no intenten regresar a las zonas afectadas y no se conduzca por carreteras inundadas.

Donald Trump plantea visitar Texas este martes. El presidente estadounidense tiene previsto comenzar la jornada en Corpus Christi, cerca de donde arrancó Harvey el viernes pasado. El magnate irá después a Austin, la capital del estado, para reunirse con sus autoridades, recibir informes sobre el fenómeno y visitar el Centro de Operaciones de Emergencia, según ha informado la Casa Blanca.

Cientos de policías están utilizando helicópteros, barcos y camiones cisterna para rescatar a las personas que se han quedado atrapadas

"Mi Administración está trabajando con las autoridades estatales y locales de Texas y Luisiana para salvar todas las vidas que se puedan y nos gustaría agradecer toda la ayuda que se está prestando y los esfuerzos que están haciendo las personas involucradas", dijo Trump el lunes en declaraciones a la prensa. Harvey es el huracán más potente que ha pisado Texas en los últimos 50 años. El único precedente es Carla, que destruyó alrededor de 1.900 viviendas y la infraestructura de 1.000 empresas en 1961, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología.

Cientos de policías están utilizando helicópteros, barcos y camiones cisterna para rescatar a las personas que se han quedado atrapadas a causa de la catástrofe, por lo que no se descarta que el número de víctimas aumente en las próximas horas. Además de las labores de ayuda de las autoridades y la Policía, que ya se preparan para acoger a unas 30.000 personas en refugios ante la imposibilidad de volver a sus hogares, los civiles estadounidenses también se han movilizado para combatir el desastre.

La tormenta está previsto que se desplace hacia el noreste y a lo largo de la costa de texas hasta el miércoles, cuando volverá a tocar tierra cerca de la frontera con Luisiana, para dirigirse hacia el norte, donde se disipará a finales de semana, no sin antes dejar importantes lluvias en toda la región. La reaseguradora Hannover Re., una de las mayores del mundo, ha estimado los daños causados por Harvey en 2.500 millones de euros, por lo que serían inferiores a los provocados por Katrina y Sandy.