Público
Público

Israel legaliza tres colonias en territorio palestino

Netanyahu desafía de nuevo las negociaciones de paz con Palestina, quien pone como condición el cese de las colonizaciones

AFP

Israel ha vuelto a desafiar las conversaciones para un posible proceso de paz con Palestina al legalizar tres colonias que habían sido instaladas sin autorización en ese territorio. Una decisión condenada por el presidente palestino Mahmud Abas, quien pone como condición el cese de la colonización para reanudar las negociaciones de paz.

Las colonias ahora reguladas son las de Bruchin (350 habitantes), Rechelim (240 habitantes), en el norte de Cisjordania, y Sansana (240 residentes), en el sur del territorio palestino.

La oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, envió un comunicado en el que indicaba que un comité ministerial "decidió formalizar los estatutos de tres comunidades establecidas en los años 90 a raíz de decisiones de gobiernos anteriores". Las colonias se corresponden con las de Bruchin (350 habitantes), Rechelim (240 habitantes), en el norte de Cisjordania, y Sansana (240 residentes), en el sur del territorio palestino.

Un responsable del Gobierno subrayó que "la decisión no cambia la realidad sobre el terreno" y no implica el establecimiento "de nuevas colonias ni la extensión de colonias existentes".

Por su parte, el gobierno palestino condenó a través de un comunicado "la continuación por parte de Israel del desarrollo de la colonización", así como la legalización de enclaves de colonización", y llamó a la comunidad internacional a oponerse a ello "porque destruye las posibilidades de paz y la solución de dos Estados".

El negociador palestino Saeb Erakat entregó el 17 de abril a Netanyahu una carta de Abas exigiendo, para reanudar las negociaciones de paz, una serie de compromisos, entre ellos el reconocimiento de las fronteras de 1967 como base para las discusiones y el congelamiento de la colonización. Netanyahu debe responder en"dos semanas". Sin embargo, según declaró el portavoz de Abas, Nabil Abu Rudeina, "la decisión de legalizar tres colonias ilegales es la respuesta prevista a la carta del presidente Abas para el primer ministro Netanyahu".

Más de 200.000 israelíes viven en barrios de colonización en Jerusalén Este

"El asunto de la carta palestina y la respuesta israelí no debe ser sobrestimada, pues conocemos la respuesta israelí", subrayó el lunes una dirigente de la Organización de Liberación de Palestina (OLP), Hanane Achraui, que ya anticipa una respuesta negativa. "La próxima etapa debería ser la Asamblea General de la ONU ", habilitada para dar a Palestina el estatuto de Estado no miembro, añadió.

El gobierno de Netanyahu decidió además pedir a la Corte Suprema un aplazamiento para la demolición de aquí al 1 de mayo de unas treinta casas de la colonia ilegal de Ulpana, cerca de Ramala, en Cisjordania, construidas en terrenos privados palestinos, mientras se encuentra una solución jurídica para preservarlas.

Para la comunidad internacional, todas las colonias son ilegales, sean o no autorizadas por el gobierno israelí. Aún así, más de 340.000 colonos israelíes viven en Cisjordania y más de 200.000 en barrios de colonización en Jerusalén Este.

Más noticias de Internacional