Público
Público

Italia Salvini denunciará a los barcos que "favorecen la inmigración iliegal" 

El ministro del Interior está siendo investigado por "secuestro de personas" tras retener durante cinco días a más de 100 eritreos en un barco militar en Catania. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, asiste a la 58 edición del Salón Naútico de Génova. EFE/ Luca Zennaro

El ministro del Interior, Matteo Salvini, afirmó que denunciará a los barcos que socorren a migrantes en el Mediterráneo porque en su opinión "favorecen la migración ilegal" y potencian la labor de los traficantes de personas.

Salvini, que está siendo investigado en Italia por "secuestro de personas" tras retener durante cinco días a más de 100 eritreos en un barco militar en Catania (Sicilia, sur), sigue su cruzada contra las ONG que patrullan el Mediterráneo en ayuda de quienes huyen hacia Europa a través del mar. "Denunciaré por favorecimiento de la inmigración clandestina a quien ayuda a los traficantes. En las últimas horas los traficantes han vuelvo a trabajar, llenando barcazas y aprovechándose de la colaboración de algunas ONG", dijo.

El ministro de Interior y líder de la ultraderechista Liga se refirió a las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras (MSF) y a su barco Aquarius 2, que rescató el jueves a 11 migrantes en el mar Mediterráneo y que espera desde entonces a que se le autorice un puerto segundo para poder desembarcar a estas personas. Salvini afirmó que esta embarcación ha socorrido a otras 50 personas en las costas de la localidad de Zuara, en Libia, y que "otras dos lanchas neumáticas, con 100 inmigrantes a bordo cada una, navegan en el mar".

El también vicepresidente de Italia lamentó que "habían cesado las salidas desde Libia", tras la decisión de retener a un grupo de más de 100 eritreos durante cinco días en agosto en Catania, pero que ahora han reanudado la actividad porque está este barco Aquarius 2 patrullando.

"Para estos señores los puertos italianos seguirán cerrados", reiteró una vez más, insistiendo en su política de puertos cerrados a las ONG con inmigrantes a bordo.