Público
Público
Únete a nosotros

Venezuela Josep Borrell, preocupado por el despliegue de militares de EEUU en Colombia

Este fin de semana tres aviones de transporte militar, con capacidad para un centenar de soldados, han llegado a la frontera de Colombia con Venezuela cargados con ayuda humanitaria de Estados Unidos.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 8

Josep Borrell muestra su preocupación por el despliegue de tropas militares de EEUU en la frontera de Colombia | EFE

El Ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se ha mostrado preocupado por el despliegue de tropas americanas llegadas al Aeropuerto Camilo Danza de Cúcuta, en Colombia. Este fin de semana tres aviones de transporte militar, con capacidad para un centenar de soldados, han llegado a la frontera de Colombia cargados con ayuda humanitaria que EEUU destina a Venezuela.

En declaraciones a Cadena Ser, el Ministro de Asuntos Exteriores ha expresado su preocupación por “la noticia de que haya un despliegue de militares de EEUU en la frontera entre Colombia y Venezuela, según tenemos noticias por confirmar".

Según publica este lunes ABC, han llegado a Colombia cientos de militares de EEUU con la ayuda humanitaria para Venezuela. A su vez, el Pentágono estableció el pasado fin de semana un puente aéreo desde Homestead, una de sus bases militares en Florida, y la localidad fronteriza de Colombia, Cúcuta, para lo que se emplearon tres aviones con 180 toneladas de alimentos y medicinas.

Los aviones estadounidenses partieron el sábado por la mañana de la base aérea Homestead en Miami, y han sido recibidos en un acto con funcionarios del Departamento de Estado, del Departamento de Defensa de Estados Unidos, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y representantes del gobierno del autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

"Guaidó está reconocido como un presidente interino cuya función es convocar elecciones"

“Está claro que la posición española, y de la Unión Europea, es reconocer a Guaidó como presidente en ejercicio”, aclara Borrell en sus declaraciones a Cadena SER. Sin embargo, ha añadido que "Guaidó está reconocido como un presidente interino cuya función es convocar elecciones. Nosotros haremos lo posible para que así sea, siempre tratando de evitar por todos los medios una escalada militar”.

Este sábado el autoproclamado Gobierno interino de Guaidó ha reclamado al ejército venezolano que permita la entrada de la ayuda humanitaria enviada a la frontera por sus aliados internacionales. A través de tres puntos de entrega, Cúcuta en Colombia, Roraima en Brasil y la isla de Curazao, Guaidó ha asegurado que intentará facilitar la entrada de la ayuda en Venezuela.

El administrador de la agencia humanitaria estadounidense, USAID, Mark Green voló a Cúcuta con el conjunto militar y ha destacado que "EEUU, junto a otros países, estamos trayendo esta ayuda porque el régimen de Maduro ha fracasado en el intento de alimentar a su pueblo". "El pueblo de Venezuela está hambriento y mucha gente joven está siendo detenida sin razón por el régimen", ha subrayado.

La embajada de EEUU en Colombia ha informado de que los suministros incluyen kits de higiene y productos nutricionales de un almacén de USAID. Además de estos artículos, los aviones militares estadounidenses transportan montacargas y personal para ayudar a descargar la mercancía en Cúcuta.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró, sin ofrecer pruebas de ello, que la ayuda alimentaria que EEUU destinó para paliar la crisis del país "es cancerígena" y envenenará a quienes la consuman.

La reacción del Gobierno de Venezuela

El Gobierno de Nicolás Maduro informó este sábado de que ha mantenido al menos dos "reuniones" con Elliot Abrams, designado como enviado especial de Estados Unidos para Venezuela. "Hemos hecho dos reuniones de las cuales yo no te puedo dar detalles porque debo respetar la confidencialidad de las mismas, pero han sido reuniones donde nos hemos escuchado", dijo el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

A su vez, Venezuela expulsó a una misión de europarlamentarios que iba a visitar el país y sostener varias reuniones, entre ellas una con el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, según informó el diputado español Esteban González Pons. La delegación de europarlamentarios que fueron expulsados de Venezuela tras aterrizar en el aeropuerto de Caracas se negaron a que los tres policías que los custodiaban les requisaran los teléfonos móviles o les registraran el equipaje en busca de drogas, según han relatado.