Público
Público

LGTBI+ El Gobierno húngaro quiere prohibir la adopción a las parejas LGTB+

El texto de la propuesta de enmienda constitucional afirma que Hungría garantiza el desarrollo del niño de acuerdo con su género al nacer y que "la madre es mujer, el padre es varón".

La ministra húngara de Justicia, Judit Varga.
La ministra húngara de Justicia, Judit Varga.   Twitter

efe

La ministra húngara de Justicia, Judit Varga, ha presentado al Parlamento un proyecto de ley y otro de enmienda constitucional cuya probable aprobación vetará la adopción por parejas del mismo sexo y restringirá aún más los ya limitados derechos de las comunidades LGTB+ en el país. 

El texto de la propuesta de enmienda constitucional, publicado este martes por la noche en la web oficial del Parlamento, afirma que Hungría garantiza el desarrollo del niño de acuerdo con su género al nacer y que "la madre es mujer, el padre es varón".

La ministra justificó la propuesta asegurando que "las nuevas y modernas tendencias ideológicas del mundo Occidental ponen en peligro el derecho de los niños para un desarrollo sano".

De esta manera, el Gobierno establecería en la Carta Magna que Hungría asegura que los niños reciban una educación basada en valores cristianos.

Además, la nueva ley presentada determinaría que solo los matrimonios heterosexuales podrán adoptar en el futuro, aunque la ministra de Políticas Familiares podría otorgar ese derecho a los que no se atienen a ese criterio según pautas no determinadas.

Las comunidades LGTB+ han denunciado que las propuestas del Gobierno suponen nuevas limitaciones de sus derechos y una nueva estigmatización

Las comunidades LGTB+ han denunciado que las propuestas del Gobierno suponen nuevas limitaciones de sus derechos y una nueva estigmatización. Según la Sociedad Háttér, de defensa de los derechos LGBT+ las propuestas son "contrarias a los principios internacionales y europeos sobre derechos humanos".

La Constitución húngara, aprobada con la mayoría parlamentaria del Gobierno del nacionalista Viktor Orbán y que entró en vigor en 2011, ya determina el matrimonio como la unión y de una mujer y un hombre.

El Gobierno solo reconoce las familias que se basan en el matrimonio, recuerda la Sociedad Háttér, llamando la atención a que así se excluye a las parejas del mismo sexo.

Agravamiento de la situación

Por otro lado, las restricciones impuestas por el agravamiento de la situación epidemiológica de la pandemia de la covid-19 impiden la organización de protestas ciudadanas contra estos proyectos.

De momento, se desconoce cuándo será el debate y la votación de las polémicas propuestas en el Parlamento húngaro.

Según un informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA) de mayo de este año, la situación de las comunidades LGTB+ en Hungría ha empeorado y se sitúa en el puesto 27 entre 49 países europeos.

Más noticias de Internacional