Público
Público

La Liga Árabe pide una zona de exclusión aérea en Libia

Sólo Siria y Argelia se muestran en contra

EUGENIO GARCÍA GASCÓN

Los ministros de Exteriores de la Liga Árabe reunidos en El Cairo acordaron ayer solicitar a la ONU que declare una zona de exclusión aérea sobre Libia y decidieron iniciar una relación directa con la oposición que se ha rebelado contra el coronel Muamar Gadafi, aunque seguirán reconociendo el hecho incontestable de que el dictador es el líder del país.

La petición a la ONU no se adoptó por unanimidad, ya que hubo cuatro países Argelia, Siria, Sudán y Yemen que se opusieron argumentando que la exclusión área no tendría mucha repercusión en el resultado final de la revuelta y representa una forma de injerencia exterior inaceptable. Los ministros árabes recalcaron que rechazan 'cualquier tipo de intervención extranjera' en Libia, refiriéndose a tropas.

La organización rechaza cualquier tipo de intervención de tropas extranjeras

Al término del encuentro, el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, hizo un llamamiento a que se ponga fin a los ataques del Ejército libio contra la población civil, y destacó que el Consejo de Seguridad de la ONU tendrá capacidad para decidir qué pasos adopta la comunidad internacional a partir de ahora.

Musa no vio una contradicción entre rechazar una intervención extranjera y solicitar que se declare una zona de exclusión aérea, puesto que con esta última medida la Liga Árabe quiere que se 'proteja a la población civil'.

Los gobiernos árabes son conscientes de que una intervención extranjera crearía un precedente peligroso y además podría tener consecuencias graves para Libia y para la región a medio y largo plazo. En la mente de todos está la intervención de EEUU y los aliados en Irak y Afganistán y sus violentas consecuencias ocho años después.

Antes de la reunión, Musa ya se mostró partidario de declarar la zona de exclusión. En declaraciones a Der Spiegel, dijo que se trataba de una 'acción humanitaria'. 'Hay que asistir al pueblo libio con una zona de exclusión aérea en su lucha por la libertad y en contra de un régimen que cada vez es más inhumano'.

La mayoría de los pueblos árabes apoyan a la resistencia libia pero también quieren reformas significativas en sus propios países, algo que por ahora no está ocurriendo en la mayoría de los casos.

Peso moral egipcio

La posición de Egipto, claramente a favor de la declaración de la zona de exclusión aérea, tiene un gran peso moral en el mundo árabe después de lo ocurrido en la revolución del 25 de enero, mientras que la posición de Musa puede tener que ver con una actitud populista en relación con su aspiración a la presidencia de Egipto.

Musa se reunió con una delegación de la oposición libia que le pidió que reconozca a las autoridades de la resistencia, algo que el secretario general de la Liga Árabe hizo, aunque no aceptó la propuesta de cambiar la bandera verde de Libia por la bandera tricolor de la resistencia en la sede de la Liga Árabe.

Más noticias de Internacional