Público
Público

Lugo, tras su destitución: "Esto ha sido un golpe contra la voluntad popular"

El expresidente paraguayo llama al pueblo a manifestarse pacíficamente "para devolver la paz y la tranquilidad al país"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente paraguayo Fernando Lugo ha pedido al pueblo que proteste pacíficamente tras el golpe de Federico Franco contra él del pasado viernes.

El ex obispo, que dijo haber acatado el viernes su destitución para evitar 'un derramamiento de sangre', llamó hoy a la gente a manifestarse 'para que retorne el orden constitucional interrumpido' pues 'esto ha sido un golpe contra la voluntad popular'.

'No está tranquilo el Paraguay, no está todo tranquilo en el país (como afirma el nuevo Ejecutivo). Aquí se ha interrumpido un proceso democrático y esa ciudadanía que hoy está en la calle, en la televisión pública, en Encarnación, en Ciudad del Este y en San Pedro.... ¡Esto va a seguir!', aseveró.

'No se puede dejar de ejercer el derecho ciudadano de protestas pacificas para devolver la paz y la tranquilidad al país', insistió. Lugo aludía a manifestaciones como la de anoche frente a la sede en el centro asunceno de la televisión estatal, a la que él mismo compareció de madrugada, y en otras ciudades del país.

El expresidente paraguayo también anunció que irá en representación de Paraguay a la cumbre de Mercosur, prevista para los próximos días 28 y 29 en Mendoza (Argentina), y una posible reunión conjunta de líderes de este bloque con los de la Unasur.

Paraguay adelantará la transferencia de la presidencia de Unasur a Perú

'Vamos a estar la próxima semana en el Mercosur', dijo Lugo a la prensa congregada a las puertas de su vivienda en el municipio de Lambaré, vecino de Asunción.

'También, como ustedes saben, Paraguay está ejerciendo la presidencia pro témpore de la Unasur; el próximo que asume es el Perú. Nos hemos comunicado con el presidente Ollanta (Humala), vamos a adelantar la transferencia de la Presidencia para la próxima semana', añadió.

'Está por decidir si se va a hacer el traspaso en Perú o juntar ambas cumbres', dijo Lugo, quien reiteró que su destitución el pasado viernes en un 'juicio político' por el Legislativo es un 'golpe de Estado parlamentario' y proclamó que no reconocía al Gobierno de su sucesor, Federico Franco. El golpe en Paraguay ha sido cuestionado por varios países sudamericanos, entre ellos Argentina y Perú.