Público
Público

La ministra alemana de Justicia exige explicaciones a Londres sobre su espionaje masivo de las redes

Sabine Leutheusser-Schnarrenberger anuncia que los socios europeos de Reino Unido pedirán una aclaración urgente al Gobierno de David Cameron acerca de las actividades de una agencia británica que ha interceptado tráfico te

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado sábado, la ministra de Justicia alemana,  Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, declaró que los socios europeos de Gran Bretaña van a pedir una aclaración urgente por parte de Londres acerca de si una agencia británica de espionaje ha interceptado tráfico telefónico y de Internet a escala masiva.

En un artículo publicado en el periódico británico The Guardian, la ministra, afirmó que 'estos hechos parecen el argumento de una película de terror' y que, si se confirma su veracidad, sería una 'catástrofe'.

The Guardian informó en su artículo más reciente, basado en la información proporcionada por Edward Snowden -ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)-, de un proyecto llamdo Tempora, en virtud del cual la agencia de escuchas británica puede interceptar y almacenar enormes volúmenes de datos a partir de cables de fibra óptica.

Tempora ha estado funcionando alrededor de 18 meses y permite que la Agencia Central de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ) acceda a los datos y los mantenga almacenados durante 30 días. 'Si estas acusaciones son ciertas, sería una catástrofe', dijo Leutheusser-Schnarrenberger en una declaración enviada a Reuters por correo electrónico.

'Las acusaciones contra Gran Bretaña parecen una pesadilla de Hollywood. Las instituciones europeas deberían buscar de inmediato aclarar la situación', agregó.

Cuando quedan pocos meses antes de las elecciones federales en Alemania, los comentarios de la ministra probablemente serán bien recibidos por los alemanes, altamente sensibles a la monitorización gubernamental tras vivir vigilados por la policía secreta Stasi en la Alemania Oriental comunista y con persistentes recuerdos de la Gestapo durante el régimen Nazi.

'Las acusaciones hacen parecer que la sociedad vigilada de George Orwell se ha vuelto una realidad en Gran Bretaña', comentó el líder de los opositores socialdemócratas en el Parlamento, Thomas Oppermann. La novela 1984 de Orwell contempla un Estado futurista de seguridad donde el 'Gran Hermano' espía los detalles íntimos de las vidas de las personas.

Este mismo mes, el secretario de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, William Hague, dijo al Parlamento que la GCHQ siempre se ha adherido a la ley británica al procesar datos obtenidos a partir de las escuchas, en respuesta a cuestiones sobre el programa secreto de monitorización de datos de Estados Unidos 'Prism', también denunciado por Snowden.

Hague no confirmó ni negó detalles sobre inteligencia compartida entre Gran Bretaña y Estados Unidos y dijo que hacer eso podría ayudar a los enemigos de su país.