Público
Público

Muere de covid una cantante checa al contagiarse intencionadamente para conseguir el pase sanitario sin vacunarse

Según su hijo Jan Rek, la vocalista de grupo folklórico Asonance, Hanka Horká, fue persuadida por el movimiento antivacunas que circula en las redes sociales.

19/01/2022 Hanka Horká
Imagen de Hanka Horká. Facebook

Hanka Horká, la artista checa del grupo folklórico Asonance, ha fallecido este pasado domingo a los 57 años tras haber contraído el coronavirus intencionadamente para obtener el pasaporte sanitario sin pasar por la inyección de la vacuna, según ha explicado la familia. Además, dos días antes de su muerte, la vocalista presumió del contagio en su propia cuenta personal de Facebook: "Sobreviví… Así que ahora habrá teatro, sauna, concierto, sauna… y un viaje urgente al Mar".

Según su hijo, Jan Rek, la idea del contagio voluntario ha sido alentada por el movimiento de las figuras locales antivacunas que circulan en las redes sociales. Así lo ha asegurado Rek en una entrevista en la radio pública iRozhlas.cz, en la que ha informado de que la familia contrajo el virus estas pasadas navidades tras el positivo de su madre en la PCR, aunque su padre y él, ambos vacunados, solo enfermaron durante tres días frente a los cinco de su progenitora.

Según informaciones de El País, el fallecimiento se produjo cuando Horká volvía de dar un paseo y su familia se alertó al conocer que la cantante se encontraba indispuesta y con problemas respiratorios que coinciden con los síntomas del virus.

También, Rek ha denunciado que varios personajes locales del movimiento antivacunas hayan persuadido a su madre para no vacunarse y ha revelado que conoce a la persona que la presionó sobre este asunto. "Sé exactamente quién está detrás de sus puntos de vista; lamentablemente, confiaba más en los extraños que en su propia familia", ha expresado el joven.

Nuevo máximo de contagios en la República Checa

La República Checa ha batido su récord de contagios con 28.469 casos registrados. La zona del país más afectada por esta ola de casos positivos han sido los alrededores de Praga, en la que, según EFE, cuenta con una incidencia acumulada semanal de 1.887 casos por 100.000 habitantes. El Gobierno checo pide la vacunación obligatoria para profesiones concretas, aunque solo el 63% de los ciudadanos del país han recibido la pauta completa de la vacuna.

Más noticias de Internacional