Público
Público

Dos muertos en disturbios en Venezuela

Los enfrentamientos en las protestas por las medidas contra seis canales de TV causan 16 heridos

CLODOVALDO HERNÁNDEZ

Dos estudiantes muertos y 16 personas heridas son el saldo de las protestas registradas ayer en Venezuela a raíz de la decisión gubernamental de suspender las emisiones de seis canales de televisión, entre ellos Radio Caracas Televisión Internacional (RCTVI), muy crítico con el Gobierno.

Marcos Rosales Suárez, de 28 años, y Yosinio Carrillo, un adolescente de 15, murieron en la ciudad de Mérida, en el suroeste del país. Carrillo falleció al recibir varios disparos, supuestamente en un enfrentamiento entre grupos estudiantiles. Pertenecía a las filas juveniles del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela.

Tras su muerte, se intensificó la ola de disturbios que sacudía esta ciudad de marcado acento universitario. En los nuevos desórdenes, cayó muerto Rosales Suárez, militante del movimiento estudiantil afín al presidente Hugo Chávez. El ministro de Interior, Tareck el Aissami, dijo que el estudiante "fue emboscado por desconocidos".

En los disturbios resultaron heridas de bala unas 15 personas, incluidos varios policías, y se produjeron actos de pillaje. Mérida fue tomada por la Guardia Nacional.

En otras ciudades venezolanas se desarrollaron ayer manifestaciones tanto a favor como en contra del Gobierno de Chávez, debido a las recientes medidas tomadas contra seis canales de televisión por cable, acusados de no cumplir con normas como la obligatoriedad de interrumpir sus transmisiones para emitir los discursos presidenciales.

RCTV Internacional es la sucesora del canal Radio Caracas Televisión, que emitía en abierto hasta que tuvo que cerrar en mayo de 2007, después de que el Gobierno se negara a renovarle su concesión.

La retirada de la concesión a uno de los canales más antiguos de la TV abierta venezolana generó una ola de protestas e influyó notablemente en el resultado adverso que obtuvo el Gobierno en el referéndum de la reforma a la Constitución Nacional, la primera gran derrota de Chávez.

RCTV adquirió entonces el apellido Internacional y se refugió en las señales de TV por cable y satélite, donde mantuvo su perfil de medio radicalmente opuesto al Gobierno. Al transmitir sólo por estas vías privadas, RCTV Internacional se negó a cumplir los preceptos que obligan a los canales de señal abierta a difundir las alocuciones presidenciales.

La Organización de Estados Americanos y la Sociedad Interamericana de Prensa y el Gobierno de Francia criticaron la medida contra los seis canales. Venezuela acusó a Francia de injerencia en sus asuntos internos.

Más noticias de Internacional