Público
Público

Nancy Pelosi aterriza en Taiwán pese a las advertencias de China

China anuncia maniobras militares cerca de Taiwán y condena la visita de la alta funcionaria estadounidense, aunque la Casa Blanca asegura que "no hay ninguna violación o problemas de soberanía".

Nancy Pelosi posa junto al equipo del Ministerio de Exteriores de Taiwán a su llegada a la isla, el 2 de agosto de 2022.
Nancy Pelosi posa junto al equipo del Ministerio de Exteriores de Taiwán a su llegada a la isla, el 2 de agosto de 2022. Ministerio de Exteriores de Taiwán / EFE

El Ministerio de Defensa de China ha anunciado una serie de "maniobras militares" que pretenden responder a la histórica visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi. La Casa Blanca, por su parte, asegura que "no hay ninguna violación o problemas de soberanía".

Pelosi ha aterrizado este martes en Taiwán, en el aeropuerto Songshan de Taipéi. La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, había advertido horas antes de las "consecuencias desastrosas" a las que se enfrenta la isla si "Estados Unidos gestiona mal la situación en el estrecho", en relación con la llegada de la funcionaria. 

Es "difícil imaginar una acción más temeraria y provocadora" que la visita de Pelosi, ha afirmado la portavoz. Ha asegurado que las "consecuencias si Estados Unidos se equivoca en su juicio" podrían afectar no solo a Taiwán, sino a la "prosperidad y seguridad del mundo entero". Las comparecencias en público de la portavoz se limitan a ocasiones de alta importancia, siendo la última el 24 de febrero, cuando comenzó la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

El coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, declaró en una entrevista con la CNN que Estados Unidos no reconoce Taiwán como un Estado independiente y que la visita de Pelosi únicamente "reafirma la política de una sola China", que defiende el Gobierno de Pekín.

Sin embargo, Chunying ha acusado a Washington de "vaciar de significado" la política de 'una sola China', a la que EEUU "se ha adherido verbalmente en los últimos años", y de "violar sus compromisos de mantener únicamente contactos no oficiales con Taiwán", a quien, además, "continúa aumentando sus ventas de armas". China considera la presencia de Pelosi de facto una muestra de respaldo a la independencia del territorio, que es para Pekín una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

China advierte de que cualquier contramedida será "justificada y necesaria"

A pesar de las declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, sobre el estatus "independiente" de la Cámara de Representantes del país en relación con la oficialidad del viaje, la portavoz ha declarado que "si la tercera persona más importante en el Gobierno de Estados Unidos llega a Taiwán en un avión militar", su visita "en ningún modo será no oficial".

La alta funcionaria estadounidense ha aterrizado las 22.43 hora local (14.43 GMT) en Taipéi en una visita no anunciada a la isla autogobernada, pero cuya soberanía es reclamada por China, dentro de la gira que lleva a cabo por Asia. Medios estadounidenses y taiwaneses habían adelantado la posibilidad de la visita y Pekín ya advirtió de que, de producirse, responderá con contundencia.

"Estados Unidos ha estado presionando deliberadamente a China en el asunto de Taiwán", ha advertido Chunying. Según la portavoz, "cualquier contramedida tomada por China frente a las acciones imprudentes estadounidenses será justificada y necesaria".

La visita de Pelosi es la primera de un presidente de la Cámara de Representantes de EEUU desde el republicano Newt Gingrich en 1997. Desde esa fecha, nadie de un nivel mayor había vuelto a acudir a la isla, si bien varios congresistas han estado allí en los últimos meses.

En Taiwán muchos celebraron la presencia de la representante estadounidense y el rascacielos más alto de Taipéi, el Taipei 101, se iluminó con mensajes como "Bienvenida a Taiwán", "Gracias a nuestro amigo democrático", "La amistad entre Estados Unidos y Taiwán siempre será firme" y "Protejamos juntos el orden internacional".

Según medios locales, Pelosi se reunirá este miércoles con la jefa del Ejecutivo taiwanés antes de abandonar la isla y reanudar su gira por Asia, donde visitará también Corea del Sur y Japón.

Pelosi ha concluido este martes su visita a Malasia como parte de su gira asiática en menos de seis horas. La representante, sin hacer referencias concretas a la tensión en Taiwán, ha afirmado que ha conversado "en profundidad sobre los objetivos comunes de asegurar un libre y seguro Indo-Pacífico" con el primer ministro, Ismail Sabri Yaakob.

Las advertencias del Ejército chino

Varios representantes chinos ya anunciaron que habría consecuencias si Pelosi visitaba Taiwán. El propio presidente chino, Xi Jinping, pidió en una conversación telefónica a su homólogo estadounidense, Joe Biden, "no jugar con fuego" la semana pasada. El portavoz del Ministerio de Defensa de China, Tan Kefei, declaró además que el Ejército chino no se quedaría "de brazos cruzados".

Medios taiwaneses han informado este martes del avistamiento de un buque destructor chino en la isla Lanyu, controlada por Taipéi y situada a 64 kilómetros de Taiwán. Las autoridades navales chinas han anunciado el cierre al tráfico marítimo en zonas del Mar de China Meridional donde se llevarán a cabo esta semana maniobras militares.

El estrecho de Taiwán ha presenciado una tensión creciente este último año desde que la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, admitió que Estados Unidos cuenta con presencia militar en la isla, algo que Pekín calificó de "provocación". El número de incursiones de aviones chinos en la autodefinida zona de identificación aérea (ADIZ) de la isla ha aumentado considerablemente.

Más noticias de Internacional