Público
Público

La Policía multa y obliga a una mujer con burkini a desvestirse en una
playa de Niza

El alcalde prohibió el atuendo musulmán para el baño con la finalidad de "proteger a la población" y unas 15 mujeres han sido multadas desde principios de semana en las playas de la ciudad por la vestimenta.

Captura de unos de los tuits que muestran las imágenes de la Policía de Niza en el momento en que sancionan a una mujer por llevar burkini y le obligan a retirárselo. 

PÚBLICO

MADRID.— Varias ciudades de la Costa Azul tienen prohibido el burkini, el atuendo para mujeres musulmanas que cubre todo el cuerpo excepto la cara, las manos y los pies pero estos días, unas fotografías han levantado la indignación en redes sociales. En ellas se ve un control de la Policía en la playa de Niza junto al paseo de los Ingleses, lugar del atentado de julio, en el que obligan a una mujer a quitarse el atuendo musulmán para el baño, como señala el diario The Guardian.

Según los testigos,  alguno de los presentes llegó a aplaudir la acción de la Policía al grito de "vete a casa". Los agentes también multaron a la portadora del burkini, quien vestía un pañuelo en la cabeza y una túnica de manga larga que tuvo que quitarse. Las imágenes han relanzado la polémica de la prohibición y el debate sobre la utilización de estas ropas para ocultar el cuerpo femenino. 

Fue el diario británico Daily mail el que ha publicado en su página web estas fotos. El alcalde de Niza no ha querido dar detalles pero ha confirmado que unas 15 mujeres han sido multadas desde principios de semana en las playas de la ciudad por la vestimenta, y no precisamente por ir demasiado destapadas. Una madre de familia sancionada hace unos días en una playa de Cannes por vestir velo, pantalón y túnica ha anunciado que impugnará la multa. La cascada de reacciones se ha sucedido en Twitter.

El director de comunicación de Europa de Human Rights Watch, Andrew Stroehlein, llevaba la polémica hasta su timeline y en otro de sus tuits se preguntaba "¿Cuántos policías armados se necesitan para obligar a una mujer a quitarse su ropa en público?".

Marwan Muhammad, presidente del Colectivo contra la islamofobia en Francia (CCIF), escribía "¡Ellos quieren que se quiten la ropa, pues que se quiten ellos el uniforme! Vergüenza de policía".

Sébastien Denaja, vicepresidente del grupo Socialista Ecologista y Republicano de la Asamblea Nacional, avisaba: "Para los ignorantes: la libertad de conciencia y el laicismo permiten  expresar las convicciones en público".

Más noticias de Internacional