Público
Público

Obama arremete contra el fanatismo religioso en EEUU y Afganistán

El presidente condena la quema del Corán por el pastor Terry Jones en Florida pero agrega que esto no justifica los asesinatos en el país asiático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Barack Obama condenó este domingo firmemente la quema del Corán por el pastor fundamentalista de Gainesville (Florida), Terry Jones, que ya amenazó con una hoguera religiosa el pasado septiembre. La provocación, que el pastor asegura no lamentar, ha provocado graves disturbios en Afganistán que se han cobrado la vida de más de una veintena de personas.

'Profanar el Corán es un acto de intolerancia extrema' dijo Obama en un comunicado, aunque luego matizó que 'atacar y matar a gente inocente en respuesta a este acto es indignante y supone una afrenta a la decencia y la dignidad humanas'. El presidente extendió sus condolencias a las familias de las personas muertas en las protestas en Afganistán. 'Los estadounidenses rinden honor a quienes murieron en el ataque contra las Naciones Unidas en Mazar i Sharif', declaró el mandatario.

'Los musulmanes han usado esto como excusa', asegura Jones

'Ninguna religión tolera la matanza y la decapitación de personas inocentes y no hay justificación para tal acto deshonroso y deplorable', afirmó Obama. Doce personas murieron el viernes, incluidos siete empleados de la ONU, cuando estallaron las protestas por la quema del Corán. Otras nueve personas murieron el sábado en manifestaciones en la ciudad afgana de Kandahar, donde este domingo se sumaron otras tres víctimas mortales.

En Gainesville, Jones declaró que no lamentaba su decisión. 'No nos sentimos responsables', dijo Jones a la cadena First Coast News en Florida, 'los musulmanes y los extremistas del Islam han usado eso de excusa; si no nos tuviesen a nosotros como excusa usarían otra', añadió.

La quema del Corán, el 20 de marzo, después de un 'juicio' contra el libro sagrado, pasó totalmente inadvertida en EEUU pero fue ampliamente difundida en internet a través de Truth TV, un canal de extremistas religiosos, que contactó con Jones el pasado verano. Fue entonces cuando anunció sus planes para el aniversario del 11-S. El pastor renunció a su hoguera después de que el secretario de Defensa, Robert Gates, le pidiera que desistiera porque ponía en peligro la seguridad de las tropas en Afganistán.

El pastor es un iluminado que apenas tiene 30 seguidores

En un comunicado difundido el viernes, Jones calificó el ataque contra la ONU en Afganistán de acto 'muy trágico' y 'criminal' y pidió represalias. 'El Gobierno de EEUU y Naciones Unidas deben reaccionar de inmediato', añadió el pastor. 'Debemos exigir cuentas a estos países y personas por lo que han hecho y por cualquier excusa que puedan usar para promover sus actividades terroristas', dijo Jones, quien repitió que el Islam 'no es una religión de paz'.

En una entrevista al diario The New York Times, Jones reconoció actuar por pura provocación. 'La intención era remover las aguas. De lo contrario todo el mundo cae en la complacencia' dijo el pastor, que se negó a asumir a su parte de culpa en la ola de violencia. 'La gente trata de responsabilizarnos por la gente que ha muerto. Es injusto'.

El diario describió a un pastor al borde de la quiebra, con apenas una treintena de seguidores e impopular en su comunidad, Gainesville, sede del campus de la Universidad de Florida. Al parecer, Jones ha recibido unas 300 amenazas de muerte y, según el FBI, tiene puesto precio a su cabeza, 2,4 millones de dólares. Sus simpatizantes llevan armas.

Después de su breve pero intenso momento de fama, Jones volvió a caer en el anonimato hasta que Truth TV, un canal satélite que opera desde California y que dirige Ahmed Abaza, un exmusulmán convertido al cristianismo, que simpatiza con el mensaje extremista del pastor, le propuso de nuevo quemar el Corán pero esta vez en una pequeña ceremonia, con jurado y defensa (un imán de Texas), que fue filmada y difundida en árabe por la red.

En septiembre las intenciones de Jones ya provocaron una reacción presidencial. Obama declaró que la hoguera sería un 'filón de reclutamiento' para Al Qaeda. 'Si (Jones) está escuchando, espero que entienda que lo que se propone hacer es totalmente contrario a nuestros valores como estadounidenses, este país se ha construido sobre las nociones de libertad y tolerancia religiosas', declaró entonces el presidente.

Más noticias de Internacional