Público
Público

Obama se muestra convencido de poder cerrar el acuerdo del TTIP este año, tras reunirse con Merkel

El presidente estadounidense alaba a la canciller alemana por su posición en la crisis de los refugiados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Manifestantes con caretas de Angela Merkel y de Barack Obama protestan en Hannover contra el TTIP. REUTERS/Kai Pfaffenbach

HANNOVER (Alemania).- El presidente de EEUU, Barack Obama, se mostró este dominego convencido de que el tratado comercial entre su país y la Unión Europea podría estar cerrado durante su mandato, que concluye este año, aunque no su posterior ratificación.

Obama realizó estas declaraciones en una rueda de prensa tras su reunión en Hannover con la canciller alemana, Angela Merkel, con la que abordó cuestiones como el acuerdo comercial entre su país y la UE, la situación en Siria y Libia, el conflicto de Ucrania, las diferencias con Rusia y la crisis de los refugiados.

El presidente volvió a apostar por la firma de una Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP) y destacó que las "diferencias" entre Washington y Bruselas en la negociación se "siguen reduciendo". Añadió que, pese a que la globalización ha descolocado a mucha gente, el comercio exterior trae "beneficios" a la población y que los tratados comerciales, "indiscutiblemente", han hecho a las economías de EEUU y Alemania "más fuertes" y, a sus empresas, "más competitivas".

El presidente de EEUU, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, durante la rueda de prensa conjunta en Hannover. REUTERS/Kevin Lamarque

No obstante, recalcó, el acuerdo debe llevarse a cabo reforzando estándares y eliminando diferencias entre las partes y trabas burocráticas.

Merkel, por su parte, destacó que un acuerdo comercial entre EEUU y la UE sería "una ayuda absoluta" para el crecimiento en Europa.

Obama y la canciller son los máximos defensores del TTIP a sendos lados del Atlántico, pero las críticas contra el acuerdo no dejan de crecer tanto en EEUU como en Europa. precisamente, en la víspera de la llegada del presidente de EEUU, decenas de miles de personas marcharon en Hannover en contra del acuerdo comercial entre ambos bloques.

Además, durante la rueda de prensa conjunta, Obama elogió el papel de la canciller alemana, Angela Merkel, en la crisis de los refugiados y aseguró que la gobernante germana se encuentra "en el lado correcto de la historia". A juicio del presidente, la canciller ha sabido mantener medidas "difíciles" y mostrar una "preocupación", no sólo "humanitaria", sino también "práctica", en este asunto, y mantener las fronteras de su país abiertas ante una avalancha de peticiones de asilo.

Barack Obama indicó asimismo que en el mundo actual es "muy difícil" construir muros y que quizá la canciller adoptó esta postura porque ella misma estuvo "tras un muro", en referencia al de Berlín, ya que hasta su caída Merkel vivió en la Alemania oriental. "Estoy muy orgulloso de eso", aseguró.

Merkel, por su parte, evitó comentar, al ser preguntada directamente al respecto, unas recientes palabras de Donald Trump, candidato a la nominación presidencial en EEUU por el partido republicano, en las que la tachó de "loca" por su política en la crisis de los refugiados. Alemania recibió el año pasado la cifra récord de 1,1 millones de peticionarios de asilo, en su mayoría procedentes de Siria, Irak y Afganistán, y la canciller, pese a las presiones desde distintos ámbitos, se negó a cerrar las fronteras.

Obama pide más gasto militar

De otro lado, el presidente de EEUU ratificó su decisión de desplegar tropas en el este de Europa y subrayó la importancia de que los miembros de la OTAN aumenten sus presupuestos de defensa ante las "presiones" del sur, la "agresiva" postura de Rusia y su "enorme gasto" militar.

Obama hizo referencia a la próxima cumbre de la OTAN que se celebrará en julio en Polonia y abogó por "mantener una Alianza fuerte" para garantizar la defensa colectiva. En este contexto, recordó el anuncio realizado por su Gobierno para desplegar fuerzas rotatorias en el este de Europa, incluyendo los países bálticos. "Tenemos la obligación de defender a todos los aliados y lo haremos", manifestó.

Obama recordó también la declaración adoptada en la última cumbre, celebrada en Gales en 2014, donde los aliados se comprometieron a avanzar hacia el objetivo de destinar el 2% del PIB al presupuesto de defensa en el plazo de una década.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de EEUU, Barack Obama Hanover, con el alcalde de Hannover, Stefan Schostok, la ministra de Educación germana, Johanna Wanka, el primer ministro del lander de Baja Sajonia, Stephan Weil, y el presidente de la patronal eléctrica germana ZVEI, Michael Ziesemer. REUTERS/Nigel Treblin

El presidente de EEUU llegó a mediodía a Hannover en la que es su tercera y probablemente última visita oficial a Alemania en la última etapa de una gira que le ha llevado a Arabia Saudí y el Reino Unido.

Uno de los objetivos de esta visita era relanzar el acuerdo comercial entre su país y la UE, aunque el presidente también busca reafirmar a sus socios europeos la importancia que para EEUU tiene una Europa fuerte y unida para afrontar los desafíos que suponen el yihadismo internacional, los conflictos de Siria y Ucrania y la Rusia del presidente Vladímir Putin.

Tras la rueda de prensa, Obama imauguró junto a Merkel la Hannover Messe, la mayor feria industrial del mundo, y dictar una conferencia mañana. 

Como colofón a su visita a Alemania, el presidente de EEUU celebrará una cumbre informal en la que, además de Merkel, estarán presentes el presidente francés, François Hollande, y los primeros ministros del Reino Unido e Italia, David Cameron y Matteo Renzi. 

Más noticias de Internacional