Público
Público

Orgullo gay La Policía de Nueva York se disculpa por primera vez por la redada de Stonewall

El comisario jefe admite que la actuación fue equivocada aquel 28 de junio de 1969, cuando los agentes irrumpieron en el bar gay, lo que detonó en fuertes protestas de la comunidad LGTB y que fue el embrión de la celebración del Día del Orgullo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Banderas arcoiris ondean a las afueras del Stonewall Inn, símbolo de la lucha del colectivo LGTB en Nueva York. /REUTERS

El Departamento de Policía de Nueva York ha pedido disculpas por primera vez por la redada en el bar gay de Stonewall Inn hace 50 años y por las leyes contra los homosexuales de la época que dieron origen al movimiento moderno de derechos LGBT, que ha descrito como discriminatorios y opresivos.

Los defensores de los derechos de los homosexuales aceptaron la disculpa, que habían estado solicitando a la Policía de Nueva York durante años.

La policía irrumpió el Stonewall, una taberna de Greenwich Village, a primera hora del 28 de junio de 1969. En ese momento, la homosexualidad estaba tipificada como delito y la mayoría de los bares gay, incluido el de Stonewall, eran regentados por el crimen organizado.

Los clientes del bar se defendieron esa noche y varios días después, lo que llevó a manifestaciones sin precedentes de los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero (LGBT). Los activistas conmemoraron el primer aniversario de la rebelión de Stonewall con lo que llamaron el Día de la Liberación de Christopher Street, comenzando una tradición anual de orgullo gay que ahora se celebra en todo el mundo.

La Policía neoyorquina se había resistido hasta ahora a pedir disculpas, pero el comisario jefe James O'Neill eligió este jueves para hacerlo, en el marco del 50 aniversario de los hechos. "Lo que sucedió no debería haber ocurrido", dijo O'Neill. "Las acciones tomadas por la policía de Nueva York fueron erróneas, claras y simples. Las acciones y las leyes fueron discriminatorias y opresivas, y por eso, me disculpo".

James Fallarino, portavoz del grupo NYC Pride, dijo que agradecía las disculpas de O'Neill. "Él representa a la institución, y la institución y su violencia contra nuestra comunidad es una de las razones por las que el Orgullo existe", dijo. "Es realmente importante que la institución asuma la responsabilidad de lo que sucedió".

Los organizadores esperan que unos 4 millones de personas visiten Nueva York a finales de este mes para World Pride. El desfile de Nueva York se llevará a cabo el 30 de junio.

Tributo a Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera

Además, Nueva York rendirá tributo a las activistas transgénero Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera, que jugaron un destacado papel en los disturbios de aquel 29 de junio de 1969. Será la primera obra de arte pública permanente que reconocerá a mujeres transgénero en el mundo y será colocada en el popular barrio Greenwich, en el distrito de Manhattan.

El monumento estará en el Ruth Wittenberg Triangle, un espacio público en el corazón del vecindario, donde hay varios emblemáticos puntos de referencia que fueron fundamentales para la historia y la lucha de la comunidad LGBTQ, incluyendo el Stonewall, indicó el Ayuntamiento en un comunicado.

"Las comunidades transgénero y no binario se están resintiendo de violentos y discriminatorios ataques a través del país", dijo el alcalde Bill de Blasio en el comunicado en el que informó sobre el homenaje a Rivera (1951-2002) y a Johnson (1945-1992), al cumplirse cinco décadas de los disturbios del Stonewall y el Mes del Orgullo Gay.

"En Nueva York, estamos enviando un claro mensaje: te vemos por quien eres, te celebramos y te protegeremos. Este monumento honrará el papel pionero en la lucha por los derechos humanos en nuestra ciudad y a través del mundo", afirmó.