Público
Público

La OTAN toma el mando de las operaciones en Libia

La Alianza Atlántica completa la transición de la coalición y tendrá bajo su mando todos los activos militares internacionales que operan en el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN ha asumido a primera hora de esta mañana el mando completo de las operaciones militares en Libia, 12 días después de que la coalición comenzara los ataques para aplicar una zona de exclusión aérea y evitar que los aviones del dictador libio, Muamar Gadafi, siguieran bombardeando a los civiles en las zonas dominadas por los rebeldes.

El teniente general Charles Bouchard, de la Fuerza Aérea canadiense, será el responsable de las operaciones. Bouchard es actualmente el jefe adjunto del Mando Aliado Conjunto de Nápoles (Italia), desde donde se dirigen las acciones en el país norteafricano.

Desde esa ciudad italiana, junto con el almirante Giampaolo Di Paola que está coordinando la aplicación del embargo de armas en el Mediterráneo, han explicado esta mañana en qué consistirá el nuevo dispositivo.

'El objetivo de la mision es proteger a los civiles de los ataques o de las amenazas. Sabemos que la misión es ambiciosa pero la situación por ahora es fluida', dijo Di Paola. 'Seguiremos fortaleciendo y aplicando el embargo de armas, la no-fly zone y protegiendo a los civiles. A los de ambas partes, no miramos el carnet de identidad de los civiles', explicó.

Di Paola también habló sobre la existencia de supuestos miembros de la inteligencia británica y estadounidense en suelo libio: 'Estamos recibiendo la inteligencia de los aliados y la usaremos, pero no hacemos ningún tipo de diferencia sobre la fuente'.

El almirante italiano negó que hubiera 'diferentes interpretaciones de la resolución 1973 de la ONU, porque de otra manera no habríamos tomado el mando de las operaciones'. Además, dijo que para él 'la resolución deja claro que no puede haber ningún tipo de fuerzas en tierra', pero ahí es precisamente donde las interpretaciones chocan, con Francia sobre todo, dispuesto a intervenir en el terreno si la situación lo requiere.

El paso se produce después de que los 28 países aliados acordaran el pasado domingo ceder el control a la OTAN de todas las operaciones y que el pasado martes en Londres, comenzaran a valorar la posibilidad de armar a los rebeldes para ayudarles en su lucha contra Gadafi.

El traspaso de poderes coincide con la reducción de los bombardeos y la pérdida de posiciones rebeldesEl presidente de EEUU, Barack Obama, firmó además ayer una orden para financiar a los opositores de Bengasi, medida que, junto a la anterior, ha levantado ciertas reticencias en Washington y en algunos países de la coalición, que creen que entre los rebeldes podría haber ciertos miembros de Al Qaeda.

Di Paola dijo que la OTAN no contemplaba esta posibilidad: 'Yo hablo desde el punto de vista de la OTAN y no quiero entrar en una discusión sobre lo que los aliados como particulares quieren hacer. Y desde el punto de vista de la OTAN digo que ese no es nuestro trabajo'.  'Yo confío en que ninguno de los aliados lo esté haciendo', añadió más tarde.

La transferencia del control sobre los ataques aéreos a la OTAN ha coincidido con una reducción de los bombardeos internacionales contra las fuerzas de Muamar Gadafi, lo que ha permitido a estas contraatacar y obligar a los rebeldes a replegarse.

Así, los rebeldes perdieron este miércoles la mayor parte del territorio que había capturado en su ofensiva el pasado lunes, la última de ellas Ras Lanuf, de forma que el frente está ahora en Briga.

Y con el traspaso de poderes han vuelto los ataques de los cazas aliados. Esta mañana, varias patrullas de aviones franceses atacaron una base de misiles antiaéreos del Ejército libio a unos 20 kilómetros al sur de la ciudad de Sirte, según el Ministerio de Defensa francés.

Sirte, ciudad de nacimiento de Gadafi, que atacada por los rebeldes el pasado fin de semana, que llegaron a afirmar que se habían hecho con el control. Pero a principios de esta semana el régimen volvió al contraataque obligando a los opositores a replegarse.