Público
Público

Palin cree que el debate sobre Tucson alimenta la violencia

La líder del Tea Party critica que se relacione el ataque a la congresista Giffords con su discurso político

PÚBLICO.ES

"Si no estás de acuerdo con las ideas de algunos, puedes proponer ideas mejores". Así funciona la democracia en EEUU para Sarah Palin. Y por eso, la ex gobernadora de Alaska cree que las críticas hacia el Tea Party o los comentaristas de la Fox por su discurso extremista son excesivas y pueden llevar a un "aumento de la violencia".

En un comunicado grabado en vídeo, Palin dice haber reflexionado sobre el intento de asesinato de la demócrata Gabrielle Giffords el pasado fin de semana que acabó con ella en coma, seis muertos y 11 personas heridas. Y parafraseando a Reagan, "cada vez que hay una tragedia deberíamos dejar de culpar a la sociedad en lugar de culpar al causante de esa tragedia", se defendió de las últimas voces que la responsabilizan del suceso.

Palin condenó el atentado de Tucson y aseguró que los republicanos sólo defienden sus ideas "mediante el discurso político y con las urnas", por lo que no acepta las "declaraciones irresponsables de gente que intenta culparnos de este terrible suceso".

Sarah Palin: "America's Enduring Strength" from Sarah Palin on Vimeo.

Las voces de las que habla, principalmente la prensa, sólo se han dedicado a recoger las declaraciones de la propia Palin y algunos de los comentaristas televisivos y radiofónicos más conservadores de EEUU caracterizados por un discurso incendiario y que, en muchas ocasiones como ocurre por ejemplo con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, llaman a la violencia.

Poco después del ataque contra Giffords se conoció que la congresista demócrata formaba parte de una "lista de objetivos" de Palin en las anteriores elecciones. El uso de este tipo de vocabulario y el encendido discurso de la ex gobernadora han sido tomados como uno de los motivos de un aumento de los grupos extremistas en EEUU.

Palin recurre en su vídeo a la memoria del 11-S y a la manida retórica de que las catástrofes hacen más fuerte al pueblo estadounidense. Pero quizá, si en las tertulias políticas o en los mítines se borraran frases como la que ella misma utilizó para referirse a Assange: "Hay que cazar a este tipo como si fuera un taliban", la situación sería distinta.

Más noticias de Internacional