Público
Público

Un pasajero grabó los últimos instantes del Airbus de Germanwings

La Gendarmería francesa completó este martes la labor de recuperación de los cuerpos de las víctimas del vuelo siniestrado en los Alpes franceses

Miembros de los servicios de búsqueda trabajan en la recuperación de restos y de la segunda caja negra en el lugar donde se estrelló el Airbus A320 de la aerolínea Germanwings en los Alpes franceses. /Yoan Valat (EFE)

PÚBLICO

Un pasajero que viajaba a bordo del fatídico vuelo 4U9525 de la compañía Germanwings grabó los últimos instantes antes del accidente. La grabación, a la que ha tenido acceso la revista Paris Match, fue recuperada de entre los escombros por los investigadores.

Según la publicación francesa en la escena registrada no se distingue a nadie, pero asegura que "los gritos de los pasajeros desvelan que eran perfectamente conscientes de lo que iba a ocurrir", asegura. En la grabación también podrían escucharse ruidos metálicos que corresponderían a la tripulación intentando abrir la puerta blindada de la cabina.  

"Hacia el final, tras una sacudida más fuerte, los gritos se intensificaron. Y luego, nada más", narra la publicación.

Finaliza la recuperación de los cuerpos

La Gendarmería francesa completó hoy la labor de recuperación de los cuerpos de las víctimas del A320 de Germanwings que se estrelló hace una semana en los Alpes franceses, gracias a que la apertura de una vía terrestre hasta el lugar del drama permitió acelerar los trabajos.

"Hemos recuperado todos los cuerpos", indicó a Efe el coronel Vialenc, portavoz de la Gendarmería en el lugar del siniestro.

La apertura de una vía terrestre hasta el lugar
del drama permitió
acelerar los trabajos

Las labores se centrarán ahora en extraer del valle de los "Trois Evêchés" objetos personales de los fallecidos, que pueden contribuir a su identificación, una tarea que los investigadores calculan que puede durar entre dos y cuatro meses.

También seguirán buscando la segunda caja negra, la que contiene el registro de todos los parámetros de vuelo del aparato, con lo que pretenden completar la secuencia del accidente.

La primera de las cajas negras, que contiene la grabación de los sonidos de la cabina, recuperada el día mismo del accidente, ya permitió establecer una hipótesis muy clara de las circunstancias del mismo.

La Fiscalía francesa sospecha que el copiloto, Andreas Lubitz, se encerró en la cabina cuando el comandante salió al baño y estrelló voluntariamente el aparato.

La reputada Oficina de Investigación y Análisis (BEA) indicó hoy que la segunda caja negra puede completar los datos de la primera con los parámetros de vuelo.