Público
Público

El plan para cerrar Guantánamo prevé trasladar entre 30 y 60 reos a EEUU

Barack Obama presenta el proyecto que el Pentágono enviará hoy al Congreso para la clausura de la cárcel en territorio cubano, en un último intento por cumplir una promesa electoral con fuerte oposición entre los republicanos.

Obama, entrando en la sala para su comparecencia en la Casa Blanca. EFE

AGENCIAS

WASHINGTON. -El plan para cerrar la cárcel de Guantánamo que ha presentado hoy el presidente Barack Obama contempla transferir a entre 30 y 60 presos a territorio estadounidense, según adelantaron altos funcionarios del Gobierno bajo anonimato. 

En plan considera 13 localizaciones diferentes en territorio estadounidense, entre las que se incluyen algunas ya existentes y la construcción de nuevas instalaciones en algunas bases militares del país. Todo con un presupuesto que va de los 290 a 475 millones de dólares, en función de cuántos presos sean reubicados finalmente y de la instalación elegida.

De los 91 presos que alberga actualmente Guantánamo, un total de 35 han recibido la aprobación para ser enviados a terceros países "en los próximos meses". De los 56 restantes, 10 afrontan cargos o han sido condenados en procesos ante comisiones militares y los demás son considerados demasiado peligrosos para salir en libertad o ser transferidos a un tercer país.

En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama ha defendido el trabajo del Pentágono para cerrar "de una vez por todas" del centro de detención y ha subrayado que está claro que esta instalación "no mejora nuestra seguridad nacional, al contrario, la perjudica".

Obama ha asegurado que el Gobierno está comprometido con proceder a su cierre "de una manera responsable y segura" y, arropado por el vicepresidente, Joe Biden, y el secretario de Defensa, Ashton Carter, ha resaltado que el cierre de Guantánamo "ahorrará dinero" a las arcas públicas ya que permitirá dejar de gastar hasta 80 millones de dólares al año

Por su parte, el portavoz del Pentágono, Peter Cook, ha asegurado que el plan ahorraría 335 millones de dólares en 10 años y 1.700 millones a lo largo de 20 años. El coste de trasladar a los presos a territorio estadounidense o a otros países -ha argumentado- se vería compensado en un plazo de entre tres y cinco años, debido a los menores costos que supone su internamiento en una cárcel de EE.UU. en vez de las instalaciones de la base naval de Guantánamo, en el sudeste de Cuba.

"Implementar este plan mejorará nuestra seguridad nacional al negar a los terroristas un poderoso símbolo de propaganda, fortalecerá nuestras relaciones con aliados clave y socios contra el terrorismo y reducirá nuestros costes", destacó Cook en un comunicado.

Oposición del Congreso

Obama ha lamentado que la postura de los republicanos en el Congreso haya impedido hasta ahora cerrar el centro de detención como él prometió antes de llegar a la Casa Blanca y ha apelado a "cerrar un capítulo en la historia" de Estados Unidos.

Desde el principio de su mandato, esta promesa electoral de Obama se ha topado con la oposición del Congreso, especialmente entre los republicanos, que rechazan la transferencia de los presos a cárceles dentro de EEUU, por considerarlo ilegal.

El Congreso, cuyas dos cámaras controlan actualmente los republicanos, ha emitido varias prohibiciones al traslado de presos de Guantánamo a suelo estadounidense, además de aplicar restricciones al traslado a otros países, con el argumento de que los detenidos son una amenaza para la seguridad nacional.

La cárcel de Guantánamo llegó a albergar a unos 800 presos poco después de su apertura, ordenada por el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Más noticias de Internacional