Público
Público

La Policía austriaca reprime una protesta contra la valla para repeler refugiados en la frontera con Italia

Los manifestantes, en su mayoría italianos, protestaban contra los controles que Austria quiere introducir en este emblemático paso fronterizo ante una posible ola de refugiados

Paso fronterizo entre Italia y Austria.- REUTERS/ Dominic Ebenbichler

EFE

VIENA.- La policía austríaca reprimió hoy con porras y gas pimienta una manifestación en contra de los planeados controles fronterizos en el paso de Brennero ─que separa a Austria de Italia─ ante la posible llegada incontrolada de inmigrantes y refugiados, informa la agencia de noticias APA.

Los manifestantes, en su mayoría italianos, protestaron contra los controles que Austria quiere introducir en este emblemático paso fronterizo ante una posible ola de refugiados.

Según indica APA, varios manifestantes intentaron derrumbar las barreras levantadas por la policía en el lado austríaco de la frontera.

El gobierno italiano critica
la actitud austriaca en
la frontera símbolo paso
del tratado Schengen

La policía austríaca, integrada por 300 agentes, empleó gas pimienta y porras para dispersar a los manifestantes, que cedieron al poco tiempo, según la agencia de noticias.

Tras este incidente la policía trasladó al lugar dos camiones cisterna con cañones de agua a presión, aunque no llegó a usarlos, agrega APA.

Tensión previa

El pasado 3 de abril se produjeron altercados durante una similar manifestación contra los controles fronterizos, que Viena quiere introducir a finales de mayo.

Tres agentes austríacos resultaron heridos entonces, mientras que 15 policías y 15 manifestantes sufrieron los efectos del gas pimienta empleado en el forcejeo.

Austria: "Si Italia no toma medidas contra la llegada
de refugiados, entonces se colocará una valla"

El Gobierno italiano ha criticado con vehemencia los planes del Ejecutivo austríaco al considerar que el paso alpino del Brennero, que une ambos países a través del Tirol austríaco, es todo un símbolo de la zona Schengen de libre circulación comunitaria.

Austria asegura que necesita estar preparada en caso de que se produzca una ola de inmigrantes y refugiados, que están llegando en creciente número a Italia a través del Mediterráneo desde las costas de Libia.

Con la introducción de controles fronterizos, Austria detuvo y finalmente cerró el tránsito migratorio a través de la llamada "ruta de los Balcanes" a comienzos de este año.

El nuevo ministro del Interior austríaco, el conservador Wolfgang Sobotka, instó ayer sábado a Italia a proteger mejor la frontera exterior de la Unión Europea, registrar a los inmigrantes y crear para ellos más centros de acogida.

"Si Italia no toma medidas, entonces se colocará una valla" en el Brennero, advirtió el ministro austríaco.

Más noticias de Internacional