Público
Público

Irak El primer ministro iraquí, ileso tras un intento de asesinato con dron en Bagdad

"Estoy bien, alabado sea Dios, entre mi pueblo, y pido calma y moderación de todos, por el bien de Irak", aseguró Mustafa al Kazemi tras el ataque con dron contra su residencia.

07/11/2021 El primer ministro iraquí Mustafa Al-Kadhimi comparece después de un intento de asesinato con dron en Bagdad
El primer ministro iraquí Mustafa Al-Kadhimi comparece después de un intento de asesinato con dron en Bagdad. Reuters

El primer ministro iraquí, Mustafa al Kazemi, salió hoy ileso de un ataque con un dron bomba dirigido contra su residencia en el centro de Bagdad, informó la Célula de Información de Seguridad en un comunicado.

Se produjo "un intento fallido de asesinato contra el primer ministro, el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, con un dron con explosivos, lanzado contra su residencia en la Zona Verde en Bagdad", indicó la Célula en un comunicado reproducido por la agencia de noticias oficial iraquí, INA. Al Kazemi "no sufrió ningún daño, y Goza de buena salud", añadió la nota.

El propio primer ministro confirmó a través de su cuenta de Twitter que se encuentra bien y pidió calma a la población ante este intento de magnicidio. "Estoy bien, alabado sea Dios, entre mi pueblo, y pido calma y moderación de todos, por el bien de Irak", aseguró el mandatario.

"Los misiles traicioneros no desanimarán a los creyentes y no les moverán ni un pelo ante la firmeza e insistencia de nuestras heroicas fuerzas de seguridad para preservar la seguridad del pueblo, defender los derechos y restablecer la ley", sostuvo en su tuit.

El portavoz del Ministerio de Interior, Saad Maan, detalló que fueron enviados tres drones contra la Zona Verde, en el centro de la ciudad, y que las fuerzas de seguridad lograron interceptar a dos ellos, mientras que el tercero impactó contra la residencia de Al Kazemi.

El centro de Bagdad ha amanecido en calma, aunque con un amplio despliegue de seguridad en la fortificada Zona Verde tras el ataque, que no ha sido reivindicado por el momento.

"La situación de seguridad está estable en la Zona Verde", aseguró el portavoz de las Fuerzas Armadas, Yehia Rasul, en declaraciones a la agencia estatal de noticias iraquí, INA, que recoge la Agencia Efe. En dicha parte de la capital, que concentra un buen número de edificios gubernamentales y embajadas extranjeras, los funcionarios han acudido con normalidad a sus trabajos.

Presidente de Irak: un "ataque terrorista" contra su sistema constitucional

El presidente iraquí, Barham Saleh, calificó el atentado contra el primer ministro como "ataque terrorista" y como un golpe dirigido contra su sistema constitucional.

"No podemos aceptar que se arrastre a Irak al caos y al golpe contra su sistema constitucional", dijo en un tuit Saleh, que pidió "unificar posturas frente a los malvados que están al acecho a la seguridad de esta nación y su pueblo".

También la Misión de Naciones Unidas en Irak (UNAMI) condenó el intento de asesinato contra Al Kazemi y se unió al llamamiento a la calma hecho por este tras el incidente: "Invitamos enérgicamente a todas las partes a asumir la responsabilidad de llevar a cabo una desescalada y comprometerse con el diálogo para apaciguar las tensiones políticas".

Un influyente clérigo chií: busca un "retroceso al caos"

El influyente clérigo chií iraquí, Muqtada al Sadr, cuya formación política fue la ganadora de las elecciones legislativas del mes pasado, también ha condenado el intento de asesinato del primer ministro.

"El acto terrorista contra la entidad suprema del país es un ataque claro y expreso contra Irak y su pueblo", sostuvo en un mensaje en cuenta de Twitter, para a continuación agregar que tenía como objetivo "la seguridad y estabilidad del país y su retroceso al caos para que sea dominado por las fuerzas del no estado, para que Irak viva bajo los disturbios, violencia u terrorismo y le atormenten peligros e intervenciones externas".

Irán califica como "acto de sedición" el ataque

Irán ha calificado como "acto de sedición" este ataque con dron y señala a "grupos de expertos extranjeros" o "thinks tanks" como causantes del atentado por sus políticas en Irak.

"El intento contra al Kazemi es un nuevo acto de sedición que cuyo origen debe ser rastreado en grupos de expertos extranjeros, que solo han traído al oprimido pueblo iraní inseguridad, desavenencias e inestabilidad", afirmó en Twitter el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Shamkhani.

Añadió que esos "thinks tanks" son los responsables "de la creación y el apoyo a grupos terroristas y la ocupación de este país durante años", en una referencia a Estados Unidos.

Irán tiene una gran influencia política en Irak al respaldar a importantes milicias chiíes iraquíes, algo criticado por ciertos sectores en Bagdad y temido por EEUU. También posee un gran peso económico, ya que suministra al país vecino electricidad y gas pese a estar bajo sanciones de EEUU desde 2018. 

El atentado, en un momento de tensión tras las elecciones

Este atentado se produce en un momento de tensión en Irak tras los choques violentos entre manifestantes y policías durante una manifestación el pasado viernes en Bagdad, frente a la propia Zona Verde, contra los resultados de las elecciones legislativas del pasado 10 de octubre. Los enfrentamiento dejaron dos personas muertas y más de un centenar heridas, muchas de ellas policías.

Varios partidos iraquíes consideran fraudulentos el escrutinio oficial de esos comicios, especialmente los que representan a las milicias integradas en la Multitud Popular, en su mayoría chiís y proiraníes, ya que sufrieron una gran pérdida de voto respecto a las elecciones de 2018.

Una de las milicias de la Multitud Popular, Asa'ib Ahl al-Haq, consideró que el ataque contra Al Kazemi ha sido un montaje. "Es una explosión artificial para cubrir los crímenes" del viernes -en los que hubo dos muertos y más de 100 heridos- y "distraer a la opinión pública", afirmó el portavoz del grupo, Mahmod al Rubaeay.

El secretario de esta formación había dicho hace dos días que actores relacionados con los servicios de inteligencia planeaban bombardear la Zona Verde para echar la culpa a los que critican las elecciones.

Por otra parte, en los últimos dos años este área ha sido objeto de un buen número de ataques con cohetes, dirigidos principalmente contra la embajada estadounidense, a raíz del asesinato por parte de Estados Unidos en enero de 2020 al poderoso comandante iraní Qasem Soleimaní mediante un bombardeo selectivo en Bagdad.

Esta acción fue muy criticada por las fuerzas políticas iraquíes y por las milicias proiraníes del país, a las que Washington achaca estas agresiones contra la Zona Verde, que no son reivindicadas.

Más noticias de Internacional