Público
Público

Recuperados ya 80 cadáveres tras la explosión minera de Ucrania

Todavía quedan 20 mineros atrapados en la mina y se desconoce su siguen vivos o han fallecido.

AGENCIAS

Los equipos de rescate han hallado 80 mineros muertos en la explotación hullera Aleksandr Zasiadko, en el este de Ucrania, donde la madrugada del domingo se produjo una explosión de metano que dejó un total de cien desaparecidos, según informaron hoy las autoridades ucranianas.

De momento se desconoce la suerte que corrieron los otros 20 mineros atrapados en la mina. 'Todavía hay posibilidades de hallarlos con vida', declaró hoy el viceprimer ministro ucraniano, Andréi Kliúyev, jefe de comisión estatal que investiga la tragedia minera.

Sin embargo, la búsqueda de los mineros tuvo hoy que ser interrumpida debido al incendio en el interior de la mina que podría provocar una nueva explosión. 'El fuego continúa. La temperatura ha aumentado, al igual que la concentración de anhídrido carbónico. Por ese motivo los equipos de socorro minero tuvieron que replegarse a su base subterránea', dijo Mijail Volyntsev, miembro de la comisión investigadora, citado por el diario digital Korrepondent.net.

Según Volyntsev, si las llamas se propagan hacia las vías de ventilación 'puede producirse una nueva explosión, porque por allí pasa un gasoducto de metano de alta concentración'. La oficina de prensa de la región de Donetsk, en cuya jurisdicción se encuentra la mina Alexandr Zasiadko, comunicó que 63 cadáveres ya han sido subidos a la superficie, donde se procede a su identificación.

En total, según los últimos datos ofrecidos por las autoridades, en el momento de la explosión en la mina trabajaban 456 personas, 186 de las cuales se encontraban en las galerías que resultaron afectadas por la explosión.

El gobernador de Donetsk, Vladímir Logvinenko, decretó tres días de duelo en toda la región a partir de hoy en memoria de las víctimas de la tragedia minera. 'Mañana enterraremos a veinte mineros que ya fueron identificados por sus familiares', declaró a la agencia RIA-Nóvosti Yuri Záiets, representante de la directiva del sindicato de la mina.

Yúschenko propone una reforma radical en el sector

El presidente ucraniano, Víctor Yúschenko, se desplazó hoy al lugar de la tragedia, que describió como 'una humillación para todos', antes de declarar mañana día de luto nacional y abordar con las autoridades locales los mecanismos de asistencia a los familiares de las víctimas.

Yúschenko se pronunció a favor de una reforma radical del sector hullero para mejorar las condiciones seguridad en las explotaciones, que presentan los mayores índices de siniestralidad del continente.

Unas minas obsoletas y peligrosas 

La mina Alexandr Zasiadko, a la que le corresponde cerca de 5 por ciento de total de carbón que se extrae en Ucrania, es una de las más rentables del país, pero también una de las más peligrosas. Sin contar la explosión del domingo, desde 1999 en esa explotación hullera se han producido cuatro accidentes con 148 víctimas mortales, el más grave de ellos acaecido en agosto de 2001, cuando murieron 65 mineros.

La tragedia en la Zasiadko confirma la elevada tasa de mortalidad y traumatismo en las minas ucranianas, donde según las estadísticas oficiales perece el 20 por ciento del total de ciudadanos del país que muere en accidentes laborales.

Según datos del Comité Supervisión Industrial y Minera de Ucrania, cada millón de toneladas de carbón extraídas cuesta la vida a tres mineros ucranianos.

De acuerdo con el ministerio de la Industria Hullera, el año pasado en Ucrania murieron cerca de 170 mineros del carbón, y en lo que iba de año, hasta la explosión el domingo en la Zasiadko, el número de víctimas mortales entre los trabajadores del sector ascendía a 80.

El número dos de esa cartera, Yuri Ziukov, ha admitido que sólo una decena de las minas de las 142 minas de carbón que se encuentran en explotación en el país es rentable.

Más noticias de Internacional