Público
Público

République, una plaza
con muchas almas

'Nuit Debout', el movimiento que da vida a la plaza de la República de París, sólo se puede definir por su constante cambio y evolución.

Asamblea general de la 'Nuit Debout' del pasado jueves. - EFE

PARÍS. - Pese a que la protesta surgió tras una manifestación (y huelga general) contra el proyecto de ley del trabajo del Gobierno socialista, la reforma laboral no ocupa un papel central en las asambleas de la Nuit Debout. El movimiento surgido con la intención de dar continuidad a la oposición al proyecto de ley y unir a las diversas luchas, pese a su ausencia de carga política, ha superado en duración y en número de asistentes las expectativas de sus organizadores. 

Al igual que en la Puerta del Sol de Madrid en los últimos días de mayo de 2011, la plaza de la República de París se le queda pequeña al movimiento. Planean cómo huir del inmovilismo. La Nuit Debout, salvo acciones espontáneas puntuales, se reduce a una asamblea diaria de seis horas y al trabajo de las distintas comisiones. Para evitar esta autocomplacencia y pasividad, están trabajando en acciones para el 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Al igual que en la Puerta del Sol en mayo de 2011, la plaza de la República de París se queda pequeña para la 'Nuit Debout'

Otro objetivo que se marcan participantes en las distintas comisiones es ir a la banlieue y los barrios. Arthur, participante en el grupo promotor Convergencia de luchas, considera que “hay que salir de la plaza para extender este movimiento. El objetivo no era ocupar la plaza de la República sino no volver a casa”, declaró en una entrevista a Público.

¿15-M francés?

Los paralelismos entre la Nuit Debout y el 15-M español han acompañado al movimiento francés desde el principio, pero también hay diferencias: no se oyen gritos de “no nos representan” y los cargos políticos y sindicales no son mal recibidos. Diversos políticos del Partido Comunista Francés, Nuevo Partido Anticapitalista y del Partido de Izquierdas han estado presentes en las asambleas aunque no hayan tomado la palabra. Éric Coquerel, coordinador político del Partido de Izquierdas, estuvo en la plaza este viernes. Considera que la movilización es “la primera concreción en Francia del movimiento ciudadano. Espero que todas las movilizaciones y la Nuit Debout converjan para parar la ley del trabajo e ir más lejos si es posible. Es extremadamente positivo”. Incluso miembros del sindicato mayoritario CGT han repartido panfletos durante una asamblea sin problemas. Los tenderetes de diferentes organizaciones conviven durante las tardes.

"La movilización es la primera concreción en Francia del movimiento ciudadano", Éric Coquerel, coordinador político del Partido de Izquierdas 

No sólo representantes de izquierdas han visitado la plaza. Jean Lassalle, vicepresidente del partido centrista Movimiento Demócrata y candidato a la presidencia de Francia, estuvo en la plaza de la República la noche del 11 de abril. “Sufro el inmovilismo de los partidos. Me siento más cerca del pueblo que me elige que del partido en sí mismo”, comenta. “Mi padre, siendo pastor, les dio más oportunidades a sus cuatro hijos que yo le voy dar a mis hijos siendo diputado. Hay algo que no funciona”, añade Lasalle. Su opinión sobre la Nuit Debout es positiva. “Es formidable, una iniciativa espontánea. Los jóvenes dicen STOP y van a reapropiarse de su destino”. El filósofo Alain Finkielkraut fue expulsado la noche del 17 de abril de la plaza de la República al grito de "fascista".

El exministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, en la plaza de la República de París. - F.G.

Muchos españoles, veteranos del 15-M, han participado en las asambleas y comisiones desde el comienzo aunque se rechaza el paralelismo. El contexto es muy diferente y esperan aprender de los errores del 15-M. Otra diferencia importante respecto a las plazas españolas: el alcohol. Mientras en España se insistía en que el 15-M no era “un botellón sino la revolución” y se intentaba evitar la presencia de lateros, en París el alcohol hace su aparición al caer el sol y domina la toda la noche con un ambiente festivo. Los vendedores ambulantes de comidas y bebidas hacen su agosto mientras dure la movilización.

Atención mediática

El interés mostrado por los medios españoles sólo es superado por el de los propios franceses. Diarios como Libération han dedicado portadas y análisis en profundidad. Las televisiones han hecho directos y dedicados debates a la protesta. Arthur considera que la visión de la protesta en los medios fue en un principio de “simpatía” pero últimamente arrecian las críticas.

Sorprende el poco interés que la protesta, instalada en una de las plazas más importante de París, ha generado en la prensa internacional

Sorprende el poco interés que la protesta, instalada durante semanas en una de las plazas más importante de París, ha generado en la prensa internacional. Medios como The Guardian The New York Times tardaron una semana en informar de lo que ocurría en la plaza de la República. La prensa española, salvo excepciones, también ha tardado en reaccionar, en algunos casos ignorando por completo la ocupación de la plaza.

Pero el momento que mayor número de periodistas ha acogido la plaza ha sido la tarde del 16 de abril, con la visita de Yanis Varoufakis. Recibido como una estrella de rock, el exministro de Finanzas griego afirmó que “nos dicen que estamos ocupando espacio público pero son ellos quienes intentan privatizar los comunes”. “El presidente Hollande fue elegido para generar crecimiento acabando con la austeridad pero ahora quiere devaluar el trabajo para resucitar el capitalismo”, añadió.

Una 'perfomance' durante la noche en la plaza de la República. - EFE

Asambleas por el día, 'raves' y disturbios por la noche

La asamblea general comienza pasadas las 6 de la tarde y dura hasta la medianoche. Primero toman la palabras las diferentes comisiones, que exponen las decisiones tomadas y sus propuestas. A continuación, algunas de los centenares de personas que acuden diariamente se expresan libremente. El ambiente cambia al caer la noche, cuando la plaza se convierte en una rave y algunos aprovechan la oscuridad para realizar manifestaciones salvajes y causar disturbios. La organización de la Nuit Debout se desmarca de las “acciones individuales” pero no condena la violencia. Quien tampoco la condena es el diputado Lassalle. “Pienso que si no hubiese Policía esta violencia no ocurriría. Es siempre el mismo problema. El poder debería estar del lado de la juventud. Estoy muy en contra de la intervención policial”.

Una encuesta de iTele previa a los disturbios casi diarios mostraba un apoyo del 60% al movimiento. Un apoyo que viene sobre todo de la izquierda (76%) y de la extrema derecha. El 62% de los simpatizantes del Frente Nacional apoyan a la Nuit Debout pese a que el 13 abril, el partido de Marine Le Pen hizo público un comunicado en el que pedía la su disolución. El partido ultra considera la protesta el “centro operacional del pillaje de París” y acusa a los participantes de “revolucionarios de salón”.

Más noticias de Internacional