Público
Público
Únete a nosotros

Sanders sigue dando guerra

El aspirante a ser el candidato demócrata a la Casa Blanca se impone a Hillary Clinton en las primarias de Oregón, una victoria que espera que le sirva de trampolín para California.

Publicidad
Media: 5
Votos: 8

El senador y precadidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos Bernie Sanders. - EFE

WASHINGTON.- El senador Bernie Sanders ha hallado en la costa oeste de EEUU a su mejor aliado en esta campaña de primarias, con una nueva victoria en Oregón sobre su rival Hillary Clinton que se suma a las otras cosechadas en la zona y que espera que le sirvan de trampolín para imponerse en California.

Sanders ganó en Oregón, de tendencia fuertemente progresista, imponiéndose en sus grandes ciudades como Portland, Salem y Eugene, lo que le valió la mayoría de los 61 delegados en juego y compensó el virtual empate alcanzado con Clinton en Kentucky, el otro Estado donde votaban los demócratas. La exsecretaria de Estado fue declarada ganadora "no oficial" por parte de las autoridades electorales locales, pero el margen por el que se impuso en el primer recuento fue tan estrecho (poco más de un millar de votos) que podrán pasar días hasta que se declare un ganador oficial.

Todas las esperanzas de Sanders pasan por lograr una victoria contundente en el último Estado de la costa oeste que falta por votar, California, el más poblado del país

En el bando republicano no hubo sorpresas y el magnate inmobiliario Donald Trump, el único precandidato que queda en esas primarias y virtual nominado del partido a las elecciones presidenciales de noviembre, ganó los comicios celebrados en Oregón. Esta es la tercera victoria de Trump en unas primarias después de la retirada de sus dos últimos rivales, Ted Cruz y John Kasich, tras ganar la semana pasada, también en solitario, las elecciones en Virginia Occidental y Nebraska.

Tras las votaciones de este martes, cada vez quedan menos citas electorales en las primarias de EEUU y cada vez lo tiene más complicado Sanders para alcanzar los 2.384 delegados que necesita para lograr la nominación de forma automática en la convención del partido que se celebrará en julio en Filadelfia (Pensilvania). En Kentucky, el virtual empate significa que los delegados que había en juego en ese Estado se repartirán prácticamente al 50% entre él y Clinton, mientras que en Oregón, su victoria fue por menos de 10 puntos de diferencia, por lo que aunque conseguirá más delegados que la exsecretaria de Estado, la diferencia no será significativa.

Todas sus esperanzas pasan, por tanto, por lograr una victoria contundente en el último Estado de la costa oeste que falta por votar, California, el más poblado del país, donde están en juego 475 delegados y cuyos electores acudirán a las urnas el próximo 7 de junio.
"CNN ha proyectado a Bernie Sanders ganador en Oregón. Logramos una gran victoria en Washington, acabamos de ganar en Oregón... y ganaremos en California. ¡Me está gustando la costa Oeste!", exclamó el propio Sanders en medio de un mitin en Carson (California) al conocer que había ganado en Oregón.  Los más de 10.000 asistentes al evento explotaron entonces al grito de "¡Bernie, Bernie!". En el oeste de EEUU, Sanders se ha impuesto a Clinton en el estado de Washington, Oregón, Idaho, Alaska, Utah y Hawai, mientras que la exprimera dama sólo se ha llevado Arizona y Nevada.