Público
Público
Únete a nosotros

Trump El Senado de EEUU interrogará al yerno de Trump por sus relaciones con Rusia

El Congreso estadounidense mantiene abierta una investigación para esclarecer los posibles vínculos entre el entorno de Trump y el Kremlin, que han enturbiado los dos primeros meses de mandato del magnate.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Ivanka Trump y su marido Jared Kushner durante la reciente visita de Angela Merkel a Washington. | REUTERS

La Comisión de Inteligencia del Senado de Estados Unidos tiene previsto interrogar a Jared Kushner, asesor y yerno del presidente norteamericano, Donald Trump, por las entrevistas que mantuvo en diciembre pasado con representantes del Gobierno ruso.

Según The New York Times, que cita fuentes del Gobierno y del Congreso, informa de que Kushner mantuvo una primera reunión con el embajador ruso en Washington, Sergey I. Kislyak, y con el titular de un banco estatal de desarrollo, Sergey N. Gorkov.

El diario neoyorquino asegura que el Comité de Inteligencia del Senado está investigando esos contactos como parte de las pesquisas de las autoridades sobre las interferencias rusas en las elecciones del 8 de noviembre pasado.

La Comisión de Inteligencia de la Cámara Alta ya trasladó en febrero a la oficina legal de la Casa Blanca su interés por interrogar a Kushner por los encuentros que gestionó con el embajador ruso en Estados Unidos, así como con representantes de un banco sancionado.

El Congreso estadounidense mantiene abierta una investigación para esclarecer los posibles vínculos entre el entorno de Trump y el Kremlin, que han enturbiado los dos primeros meses de mandato del magnate neoyorquino. Estos lazos ya le costaron el puesto a su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, y han ensombrecido la labor del fiscal general, Jeff Sessions.

La primera reunión de Kushner, que ya se conocía, se produjo en la Torre Trump, durante la transición presidencial, e incluyó al yerno de Trump, el embajador ruso y el general retirado Michael Flynn, entonces asesor de seguridad de Trump.

Con la llegada a la Casa Blanca de Trump, el 20 de enero pasado, Flynn fue designado asesor de seguridad nacional, pero renunció al puesto el 13 de febrero en medio de un escándalo por ocultar sus contactos con representantes del Kremlin.

Después de ese primer contacto, Kushner se reunió con Gorkov, titular del banco ruso Vnesheconombank e incluido en una lista de personas sancionadas por Estados Unidos por la anexión rusa de Crimea y su apoyo a los grupos armados prorrusos de Ucrania.

La Casa Blanca solo había reconocido hasta ahora la reunión entre el embajador ruso y Kushner, pero la portavoz presidencial Hope Hicks confirmó ahora al diario ambos contactos y restó importancia a lo tratado por el yerno del entonces presidente electo.

La Casa Blanca: "No hay nada ilegal"

Desde la Casa Blanca sostienen que no hay nada ilegal en mantener contactos con representantes internacionales y que, de hecho, esa era una de las labores de Kushner durante la campaña electoral y el periodo de transición posterior. Según Hicks, se reunió con decenas de autoridades de un amplio abanico de países.

"No está intentando esconder nada y quiere ser transparente", ha añadido la portavoz, que ha reiterado la voluntad del yerno de Trump de aclarar cualquier posible duda ante los investigadores del Senado. La citación se confirmará previsiblemente este lunes, según fuentes del Congreso citadas por la agencia Reuters.

Según The New York Times, los investigadores del Senado quieren consultar al yerno de Trump si la reunión con el banquero ruso buscaba asegurar financiación para las reformas de un edificio en Manhattan propiedad del grupo inmobiliario de la familiar Kushner.

Hicks negó que ese tema haya formado parte de la conversación que tuvo Kushner con Gorkov, que se prolongó por media hora, y rechazó también que hablaran sobre la posibilidad de que se levantaran las sanciones impuestas al banquero ruso.

Y sobre el primer encuentro con el embajador ruso, Hicks señaló que solo buscaba explorar la posibilidad de mejorar las relaciones entre Rusia y Estados Unidos y avanzar en la cooperación entre las dos naciones para solucionar conflictos de Oriente Medio.