Público
Público

ELECCIONES EEUU Estas serían las funciones de Kamala Harris como primera mujer vicepresidenta de EEUU

Harris tiene dos tareas fundamentales: asumir la presidencia en caso de que el presidente renuncie, sea destituido o muera y presidir el Senado.

Kamala Harris
Kamala Harris, según la proyección de los medios estadounidenses, nueva vicepresidenta de Estados Unidos. Jonathan Ernst / REUTERS

Kamala Harris será, según la proyección de los principales medios estadounidenses, la nueva vicepresidenta de Estados Unidos después de la frenética jornada electoral vivida estos días. Hasta ahora, solo dos mujeres habían sido candidatas -Geraldine Ferraro y Sarah Palin-, pero ninguna de ellas llegó a la Casa Blanca.

Es posible que las ideas y la trayectoria de Harris influyan en las decisiones que tome el próximo Gobierno de Estados Unidos. La mandataria creció en un ambiente multicultural donde los discursos relacionados con la justicia social siempre han estado muy presentes. Su madre, que era india y le implantó unos fuertes valores hindúes, ha conseguido que su hija se convierta en un icono para la comunidad india en Estados Unidos. De hecho, su nombre, Kamala, significa flor de loto en sánscrito. Sus posiciones de centroizquierda han atraído el voto de los sectores más progresistas y moderados del país norteamericano.

Sus orígenes le han llevado a convertirse en una figura relevante en la lucha de los derechos de las personas afroamericanas. También ha legislado durante estos últimos años como senadora a favor de aumentar el salario de los trabajadores, proporcionar a los estadounidenses la asistencia médica como un derecho esencial, ha trabajado contra el consumo de drogas y ha contribuido a la reforma del sistema penal y en contra de la pena de muerte, que considera "inmoral, discriminatoria e inefectiva".

Kamala Harris junto a sus padres, su hermana mayor y sus dos hermanas pequeñas. ARCHIVO

Aunque los resultados electorales no son definitivos por completo, es muy complicado que el escenario se invierta. Sin embargo, Donald Trump no reconoce la victoria y está dispuesto a impugnar los comicios. Aun así, cuando los resultados proyectados sean definitivos, finalmente se podrá decir alto y claro: Kamala Harris será la primera vicepresidenta de Estados Unidos y, como tal, deberá desempeñar una serie de funciones en el segundo cargo más importante del Ejecutivo del país. 

El papel de la vicepresidencia es calificado por algunos como algo meramente simbólico mientras que otros destacan la importancia de ostentar un puesto como este. Lo cierto es que este cargo está supeditado, sobre todo, a las decisiones del presidente del país. 

La función principal: sustituir al presidente

La vicepresidencia del país norteamericano tiene dos tareas fundamentales: asumir la presidencia en caso de que el presidente renuncie, sea destituido o muera y presidir el Senado. Por lo tanto, Kamala Harris podría ocupar el despacho oval de la Casa Blanca si Biden (77 años) dejara de estar en el cargo por alguno de los tres motivos mencionados.

Kamala Harris y Joe Biden durante la campaña electoral. Kevin Lamarque / REUTERS

Por el momento, la mandataria podrá desempeñar funciones dentro del poder legislativo, ya que Harris, si finalmente ocupa el cargo, liderará las sesiones del Senado; sin embargo, solo votará de forma decisiva cuando se generen empates sin salida en ese parlamento. Aunque es común que el vicepresidente delegue la presidencia de esta cámara en otro legislador, es muy probable que Harris decida dirigir las sesiones ya que tiene una amplia experiencia en la Cámara Alta del país, pues ha sido senadora por California desde el 3 de enero de 2017.

Podrá dirigir sesiones de 'impeachment' si no son contra el presidente 

Asimismo, la mandataria deberá encabezar las sesiones de juicio político (impeachment) a cualquier funcionario federal, exceptuando los procesos de destitución contra el presidente, donde el encargado será el presidente de la Corte Suprema. Además, también tiene un papel mediador entre la Cámara alta y la Cámara baja del país, pues preside las reuniones conjuntas entre el Senado y la Cámara de Representantes, como la reunión de recuento de votos del colegio electoral. Igualmente, podrá desempeñar funciones como integrante del Consejo de Seguridad Nacional.

Kamala Harris (derecha) junto a Gwen Whitfield en una manifestación antiapartheid en Howard en 1982. ARCHIVO

Harris, la principal consejera de Biden

Sin embargo, una de las tareas más importantes de este cargo es la de ser portavoz de la Administración para informar de las decisiones políticas sustanciales que tome el Gabinete del presidente. Y, por supuesto, Harris será la principal consejera de Biden, al que otorgará asistencia de alto nivel para ayudar a que la presidencia sea exitosa. Por ejemplo, al vicepresidente de Donald Trump, Mike Pence, se le calificaba como "presidente en la sombra", pues su pensamiento estaba muy presente en las decisiones del mandatario. 

 El vicepresidente es un asesor de alto nivel, según Joel K. Goldstein

Según el experto en vicepresidencia de Estados Unidos Joel K. Goldstein, el vicepresidente es un asesor de alto nivel del presidente cuyo objetivo esencial es encontrar soluciones a los problemas, asumiendo decisiones de alto rango dentro del Gobierno. Por lo tanto, Harris podrá asistir a la mayoría de las conferencias del presidente, mantener un contacto directo con él para concretar reuniones privadas y tener acceso a los informes y memorandos de presidencia.

Aun así, Biden podrá aconsejar a Harris respecto a las tareas que deberá asumir. El futuro presidente de Estados Unidos ya desempeñó el cargo de vicepresidente en la era de Barack Obama (2009-2017) y fue el principal portavoz del tema de Irak durante la etapa en la que las tropas estadounidenses abandonaron gradualmente el país. Además, jugó un papel fundamental en la aprobación de la ley de control del Presupuesto (2011) y en la de Alivio Tributario (2012).

Más noticias de Internacional