Público
Público

Guía práctica: Todo lo que debes saber sobre la viruela del mono

Se puede contraer por contacto físico estrecho y su periodo de incubación ronda entre los 5 y 21 días. La OMS ya ha declarado la emergencia sanitaria internacional ante el aumento de casos.

Una persona siendo vacunada.
Una persona siendo vacunada. PIXABAY

¿Cómo se propaga la viruela del mono? Combatir el desconocimiento sobre esta enfermedad y facilitar su prevención son los objetivos de la guía que ha publicado la Sociedad Española de Epidemiología.

La viruela del mono no se propaga fácilmente entre humanos: el contagio se produce a través del contacto cercano con piel infectada, fluidos corporales o gotas respiratorias de una persona infectada. Esta es una de las respuestas que se puede encontrar en la guía que los epidemiólogos han realizado para explicar qué es la viruela del mono, cuándo se reportaron los primeros casos o cuál es la pauta de vacunación más adecuada en función del nivel de exposición.

El origen de la enfermedad

El documento comienza explicando qué es exactamente la viruela del mono y en qué se diferencia del virus de la viruela ya erradicada en la década de los 80. Se trata de un virus distinto al de la viruela y que se está transmitiendo fuera de su zona endémica habitual (África Central y Occidental), por lo que es necesario ejercer sobre él un control epidemiológico estricto.

La SEE ofrece una serie de consejos básicos para evitar la enfermedad. Además de por contacto sexual, también se puede contraer en otras situaciones de contacto físico continuado y prolongado, y también por contacto con objetos contaminados como ropa de cama, vendajes, platos...

Se considera que una persona es contagiosa desde el inicio del enantema -lesiones en la mucosa oral- hasta que las lesiones se curan y se forma una nueva capa de piel.

El periodo de aislamiento

Por este motivo, las personas infectadas deben permanecer aisladas hasta que todas las lesiones cutáneas se hayan curado, y evitar especialmente el contacto cercano con personas inmunodeprimidas.

El período de incubación puede oscilar entre 5 y 21 días, y el cuadro clínico suele iniciarse con una combinación de síntomas como fiebre, cefalea, dolores musculares, lesiones características en piel y ganglios inflamados

Con respecto a su gravedad, los epidemiólogos apuntan que los casos del brote actual están siendo más leves que los descritos en África Occidental, y que apenas están generando ingresos hospitalarios. Sin embargo, recuerdan, las lesiones en la piel y las mucosas sí resultan muy molestas.

Estrategia de vacunación

La vacuna contra la viruela puede proteger a las personas contra la viruela del mono por la similitud de ambos virus. Además, los anticuerpos producidos contra el virus de la viruela protegen también contra la viruela del mono. En España se vacunó contra la viruela hasta 1979 y se administraba a la edad de 20 meses.

En el año 2013, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) autorizó la vacuna Imvanex para la prevención de la viruela en adultos. Este viernes ha vuelto a recomendar formalmente el uso de la vacuna de la viruela Imvanex para prevenir, también, la viruela del mono. 

Diversos países de la Unión Europea, entre ellos España, ya están utilizando este fármaco ante la viruela del mono, no sin antes haber consultado a la EMA, que ya la consideraba una vacuna "potencial" contra esta enfermedad, dada la similitud que tiene con el virus de la viruela, explicaron a EFE fuentes comunitarias.

De hecho, Canadá y Estados Unidos, cuyo Gobierno ha colaborado en el desarrollo de la vacuna, ya han autorizado su uso para prevenir los casos de viruela del mono.

Así, el comité de medicamentos de uso humano (CHMP) de la EMA basó su recomendación en base a varios estudios realizados con animales, que "mostraron protección contra el virus de la viruela del mono en primates no humanos vacunados con Imvanex", explicó la EMA en un comunicado.

"El CHMP consideró que la eficacia de Imvanex en la prevención de la viruela del mono en humanos podía deducirse de estos estudios", continuó la agencia, que aseguró que el fármaco tiene efectos secundarios "leves" o "moderados", aunque en cualquier caso "los beneficios del medicamento son mayores que los riesgos". Ahora, la EMA seguirá recopilando datos para confirmar la efectividad de la vacuna contra la viruela del mono.

Quién se debe vacunar

La Organización Mundial de la Salud y otras agencias internacionales recomiendan la vacunación preexposición al personal de salud con elevado riesgo de exposición, al personal de laboratorio que trabaja con orthopoxvirus, y al personal de laboratorio que realiza pruebas de diagnóstico para la viruela del mono.

También deben ser vacunados los miembros del equipo de respuesta a brotes que puedan ser designados por las autoridades nacionales de salud pública y a los contactos estrechos de casos confirmados.

Se recomienda la vacunación preexposición de las personas menores de 45 años que mantienen prácticas sexuales de alto riesgo y al personal sanitario que atiende a personas con prácticas de alto riesgo y personal de laboratorio que maneja muestras potencialmente contaminadas.

La respuesta de la OMS

La OMS declaró este sábado una emergencia sanitaria internacional, su máximo nivel de alerta, por el actual brote de viruela del mono, que suma ya más de 16.000 casos (cinco de ellos mortales) en 75 países, muchos de ellos en Europa, donde la enfermedad no era endémica.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció esta decisión en rueda de prensa, pese a que dos días antes el comité de emergencia para la enfermedad, formado por 15 expertos, se mostró mayoritariamente contrario a esta declaración (el propio Tedros reveló que nueve de ellos se mostraron en contra y seis a favor).

Con ésta son tres las emergencias sanitarias internacionales vigentes en el mundo, ya que se suma a la declarada desde finales de enero de 2020 por la covid y a la activada desde 2017 por graves brotes de polio en países como Pakistán, Afganistán o Nigeria.

Tedros subrayó que pese a la alerta global el brote "se concentra sobre todo en hombres que mantienen sexo con otros hombres y con múltiples parejas" (98 % de los casos por ahora), un colectivo para el que pidió apoyo a través de asistencia sanitaria y campañas de información sobre la enfermedad. Ello, aseguró, debe hacerse con métodos que protejan la dignidad y los derechos humanos de las comunidades afectadas, ya que, afirmó, "el estigma y la discriminación pueden ser tan peligrosos como cualquier virus".

Más noticias de Internacional