Público
Público

Monkeypox Qué sabemos sobre la viruela del mono, el brote aparecido en España, Reino Unido y Portugal

Es una enfermedad leve y difícil de contagiar que puede transmitirse de animales a humanos.

Un niño de República Centroafricana contagiado por la viruela del mono es atendido por un sanitario.
Un niño de República Centroafricana contagiado por la viruela del mono es atendido por un sanitario. CHARLES BOUESSEL / AFP

El pasado martes, el Ministerio de Sanidad confirmaba la detección de al menos 23 casos sospechosos de Monkeypox o MPX, conocida en los medios de comunicación como la viruela del mono. De momento ya se han confirmado siete casos en la Comunidad de Madrid, además de en Reino Unido y Portugal.

Mientras el departamento de microbiología del Instituto de Salud Carlos III analiza las muestras presentadas para confirmar la enfermedad, esto es lo que se sabe en torno a esta extraña enfermedad aparecida por primera vez en África en la década de los 70.

La viruela del mono no dispone de vacuna o tratamiento específico disponible. El tratamiento es sintomático y de apoyo, incluida la prevención y el tratamiento de infecciones bacterianas secundarias. Se puede transmitir por contacto, a través de la saliva o por contacto con las heridas y las costras.

Además, es una enfermedad zoonótica (que puede transmitirse de animales a humanos) poco frecuente. El Ministerio de Sanidad asegura que Monkeypox "no se considera particularmente contagioso entre personas. En general, la transmisión de persona a persona es limitada". 

"La mayoría de las personas se recuperan en varias semanas", asegura el Ministerio de Sanidad

La enfermedad suele ser autolimitada (el propio cuerpo desarrolla defensas) y los síntomas son de fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, inflamación de ganglis linfáticos y cansancio. Unos días después de la aparición de la fiebre se desarrollan erupciones cutáneas (exantemas), que a menudo comienza en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo. "La mayoría de las personas se recuperan en varias semanas", asegura Sanidad.

El propio Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad: "No es probable que la viruela del mono tenga una transmisión importante pero no se puede descartar", ha asegurado.

Origen de la viruela del mono

Los primeros casos humanos se identificaron en la República Democrática del Congo en 1970. El número de casos en países de África occidental y central ha aumentado durante la última década.

"Una enfermedad razonablemente benigna, pero muy molesta al causar unas lesiones muy grandes y llamativas en la piel"

El pasado 15 de mayo, Reino Unido notificó cuatro casos de viruela del mono sin antecedente de historia de viaje a zonas de riesgo. Dos días después, el 17 de mayo, Portugal confirmaba tres casos en Lisboa, dos de ellos pendientes de confirmación. Hay otros 15 casos más en investigación. 

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC) Margarita del Val ha explicado que la viruela del mono es "una enfermedad razonablemente benigna, pero muy molesta al causar unas lesiones muy grandes y llamativas en la piel". 

Más noticias