Público
Público

Taiwán evita hablar de tropas de EEUU y China pide parar contactos militares

Una veintena de miembros de las fuerzas especiales y del Cuerpo de Marines estadounidense habrían estado entrenando a pequeñas unidades taiwanesas, lo que puede tensar aún más las relaciones entre Estados Unidos y China.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, visita a los pilotos de helicópteros que se preparan para las próximas celebraciones del Día Nacional, en una base aérea en Taipei, Taiwán, el 8 de octubre de 2021
La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, visita a los pilotos de helicópteros que se preparan para las próximas celebraciones del Día Nacional, en una base aérea en Taipei, Taiwán, el 8 de octubre de 2021. Reuters

Agencia EFE

Funcionarios taiwaneses han evitado pronunciarse este viernes sobre las informaciones de que un contingente de militares estadounidense entrena a fuerzas locales en Taiwán desde hace un año, mientras que Pekín insta a Washington a que suspenda dichos contactos militares con la isla.

El primer ministro taiwanés, Su Tseng-chang, citado por la emisora oficial Radio Taiwan International, se limitó a agradecer "a los países que, con valores comunes, apoyan a Taiwán".

Estados Unidos entrena a militares de Taiwán desde hace un año

"El Gobierno taiwanés está haciendo todo lo posible para defender la soberanía de la isla y su gente", dijo Su en respuesta a preguntas de la prensa local sobre la existencia de tropas estadounidenses en Taiwán.

Mientras, el viceministro de Defensa taiwanés, Po Hung-hui, citado por la misma cadena, señaló que "recibe de buena manera" la "cooperación internacional" pero evitó comentar sobre el contingente.

Este estaría formado por una veintena de miembros de las fuerzas especiales y del Cuerpo de Marines, según una información publicada por el diario The Wall Street Journal (WSJ), que cita a funcionarios estadounidenses bajo condición de anonimato.

El grupo de operaciones especiales estaría entrenando a pequeñas unidades de las fuerzas terrestres taiwanesas, mientras que el de Marines haría lo propio a las fuerzas navales, según la publicación.

Aunque hace un año que se rumoreaba que las fuerzas de Estados Unidos podían estar en Taiwán, hasta ahora nadie lo había confirmado.

"Alta sensibilidad"

Por su parte, el portavoz chino del Ministerio de Asuntos Exteriores Zhao Lijian afirmó hoy que "China tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar su seguridad y su integridad territorial", y que "EE. UU. debe entender plenamente la alta sensibilidad de la cuestión taiwanesa".

"Estados Unidos debe dejar de vender armas a Taiwán y detener los contactos militares para no dañar las relaciones bilaterales y la paz y la estabilidad a ambos lados del Estrecho", afirmó.

Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán

La información del WSJ sale a la luz con un clima enrarecido en la región por las últimas incursiones de aviones chinos cerca de Taiwán, que han provocado que las relaciones entre Taipei y Pekín atraviesen su "peor momento en las últimas cuatro décadas", según las autoridades de la isla.

El miércoles, el Ministro de Defensa taiwanés, Chiu Kuo-cheng, afirmó que China será "capaz de organizar una invasión a gran escala" de la isla para el año 2025.

Sin embargo, según una encuesta que recoge hoy el diario South China Morning Post, al 50,2% de los taiwaneses no les preocupa una hipotética invasión china, mientras que el 61% descarta que vaya a estallar una guerra en los próximos 10 años.

China no descarta el uso de la fuerza para mantener a raya a "la provincia rebelde"

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas, en 1949, pero Pekín mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común.

La isla es, además, uno de los mayores motivos de conflicto entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con China.

En 1979, tras romper los lazos diplomáticos con Taipéi y establecerlos con Pekín, EE. UU. adoptó el Acta de Relaciones de Taiwán, en la que se comprometía con la defensa de la isla y el suministro de equipos bélicos, algo que ha generado numerosas fricciones entre ambas potencias. 

Más noticias de Internacional